Cuando ya se conocía la clara victoria, en escaños, de la lista independentista Junts Pel Sí, sus líderes salieron a darse un baño de masas en su sede de Barcelona. El primero en hablar fue el líder de Esquerra Republicana y número cinco de la lista, Oriol Junqueras, el cual soltó la frase de la noche: "ha ganado el sí en escaños y en votos". Pero el político catalán mintió a todos los presentes ya que el "sí" del que hablaba, refiriendose a la suma de todos los que apoyan la independencia, había ganado claramente en escaños pero no en votos, quedándose al 48,03% del total sumando los obtenidos por la lista unitaria y la CUP.



Este 'problema' en el recuento de Junqueras fue inmediatamente muy comentado en las redes sociales, encendidas durante toda la noche electoral y que encontraron en el líder de Esquerra el blanco perfecto para grandes frases: