[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"26486","attributes":{"class":"media-image alignleft size-full wp-image-303161","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"308","height":"399","alt":"El Peri\u00f3dico de Catalunya con bar\u00f3metro de enero"}}]]Un sondeo de El Periódico de Catalunya pinta muy malas perspectivas para Artur Mas y Oriol Junqueras. A medida que avanza el paréntesis que abrieron tras el 9 N tanto CiU como ERC caen en las encuestas. A seis meses de las elecciones están bien lejos de alcanzar la mayoría absoluta: según el último barómeto del Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para el citado periódidio, diez escaños les separan de la mayoría absoluta.Su pacto para llevar los comicios al 27 de septiembre no parece una decisión acertada.

CiU conserva el liderato pero pasaría de los 50 actuales a 31 o 32. Son dos menos que en noviembre. ERC, en segundo lugar obtendría entre 27 o 28 diputados (ahora tiene 21), cinco menos que en el anterior sondeo. En voto estimado, CiU ha cedido siete décimas y Esquerra, dos puntos y medio. En junio de 2013, las encuestas daban a los republicanos hasta 40 escaños.

CUP, la llave del soberanismo
Ni juntos podrían llegar a la mayoría absoluta. Una mayoría parlamentaria independentista quedaría en manos de la CUP, el único partido secesionista que crece al pasar de 9 a 10 diputados. Uno de cada diez votantes de ERC se ha pasado ahora a la CUP.

El efecto Ciutadans
No es el único drama en las filas de Junqueras. También le pisa los talones Ciutadans y de forma bastante amenazadora: Albert Rivera ya les gana en intención de voto aunque en voto directo está tres puntos por detrás. La formación pasaría de los nueve escaños actuales a 23 o 24 escaños (hoy tiene 9), multiplicando por ocho los tres diputados con los que debutó en el 2006.

El efecto Ciutadans provoca también que se desinfle la burbuja Podemos en Cataluña. Podem, que en noviembre alcanzó la tercera posición, con 16 o 17 diputados, se quedaría ahora a 11 ó 12 escaños. Su recién estrenada líder, Gemma Ubasart, no parece entrar por la puerta grande de las encuestas.

En cualquier caso, el principal caladero de votos de Rivera sigue siendo el PP, al que arrebataría el 40% de sus votantes. Sus 19 escaños actuales se convertirían entre 12 o 13. Eso sí, obtiene dos más que en la encuesta anterior de noviembre.

El PSC, mientras tanto, pasaría de sus 20 diputados actuales a 10 u 11. En último lugar se situaría ICV-EUiA, el mayor perjudicado por Podem, que obtendría entre 9 ó 9 representantes.

En generales se frena la estela de Podemos
El sondeo de GESOP incluye una encuesta sobre lo que ocurriría en Cataluña si se celebrasen generales. Si en el pasado mes de noviembre Podem se perfilaba como gran ganadora, ahora se ha desinflado su triunfal trayectoria. La formación liderada por Pablo Iglesias pierde entre uno y tres escaños y 2,3 puntos en estimación de voto. Ley D'Hont mediante, aunque aventaje en 3,5 puntos a CiU, tendría un escaño menos que los nacionalistas: 9-10. Y es que el voto a Podem se concentra en la circunscripción de Barcelona.

Ciutadans, con un 15,7%, consigue arrebatar la tercera plaza a ERC (15,5%), pero en número de escaños, los republicanos sacan ventaja: 7-8 frente a 7. PP y PSC disputan la quinta plaza, en la que los primeros se perfilas con una ligera ventaja, tanto en voto estimado (11,9% a 11,3%) como en escaños (6 a 5-6).

ICV-EUiA se quedaría con un solo representante en la Cámara baja, igual que la CUP, partido que nunca ha mostrado interés en presentarse a las elecciones generales. En el supuesto de que concurrieran, obtendrían el 3,6% de los votos, igual que los ecosocialistas.