Es un uso "electoralista" del tema catalán. Eso es lo que piensa el PSOE de la nueva proposición de reforma del Tribunal Constitucional presentada este martes en el Congreso por el PP sin consultar con ningún otro partido ni avisarles. Patxi López, miembro de la ejecutiva de los socialistas, ha sido el encargado de valorar la idea de los 'populares'. Y ha sido duro: la ha calificado de "instrumentalización perversa de las instituciones", de las que ha dicho, el Gobierno y el PP hacen un uso partidario.

Para el dirigente socialista, la actuación de este martes del PP también ha supuesto una clara "sobreactuación electoral" de cara a las elecciones catalanas. Y la evidencia la ha señalando con el gesto protagonizado por 'los populares', que han llevado a Xavier García Albiol, “un candidato que no es diputado", al "Congreso de los Diputados para hacerse una foto electoral".

Rotundamente en contra
Sobre el contenido de la proposición de ley en sí, que quiere dotar al Tribunal Constitucional con capacidad para hacer cumplir sus sentencias por medio de multas y sanciones, el PSOE considera que es una "modificación innecesaria" porque "el TC tiene suficientes medios para que se cumplan las sentencias". E incluso, Patxi López acusa al PP de "irregularidades legales", ya que la proposición no está acompañada del "preceptivo informe del Consejo General del Poder Judicial y del Consejo de Estado".

No es el camino
Con respecto al debate independentista en Cataluña, que está tras esta acción del Partido Popular, Patxi López considera que el Gobierno de Mariano Rajoy "no tiene intención de dialogar y que, en vez de eso, "juega a la confrontación como única respuesta a la sociedad catalana"

Desde el Gobierno de Cataluña su portavoz, Neus Munté, también ha valorado la actuación del Partido Popular como un "acto electoral" y con caracter "inconstitucional". Además ha respondido a las palabras de Xavier García Albiol, que ha calificado el proceso independentista de "broma", asegurando que "Cataluña no es una broma". La portavoz de Mas ha sentenciado que esta actitud del PP "pone sobre la mesa" la estrategia de "amenazas y miedo".