Como ocurre en cualquier oficio, también para ser un buen ladrón hay que estar al día en las cuestiones que afectan a la profesión. Tampoco cuesta tanto. Es solo cuestión de prestar un poco de atención y ver los telediarios de vez en cuando. Justo lo que no hizo este joven principiante a la hora de perpetrar un robo en una tienda de informática de Los Palacios y Villafranca el pasado día 23: las cámaras de seguridad del establecimiento captaron su imagen, la tienda las subió a su cuenta de Facebook, todo el mundo pudo verle la cara al asaltante y ya fue simple cuestión de tiempo –de poco tiempo– que la Guardia Civil le echara el guante. Y se lo echó. Este cráneo privilegiado de la delincuencia del Bajo Gaudalquivir debió pensar que como estaba oscuro las cámaras, si las había, no podrían grabarlo. Lo dicho: que hay que ver un poquito más esos telediarios y echar un vistazo de vez en cuando a esos documentales de La 2 llenos de leones cazando gacelas en plena noche captados con cámaras infrarrojas... El atracador –que debería ir pensando seriamente en cambiar de oficio– consiguió llevarse 60 euros que había en la caja para el cambio y una videoconsola Playstation (seguro que pilló un modelo antiguo). Lo hizo en apenas tres minutos porque además fue ahuyentado del lugar por unos vecinos. Según informó la Policía Local de Los Palacios, el torpe asaltante aparcó su coche al principio de la calle Romero Murube, donde está situado el comercio, forzó los bombines de la cerradura de la cancela metálica y rompió el cristal de una de las puertas abatibles y entró con una linterna en la mano, pero fue tanto el ruido que iba haciendo que alertó a los vecinos ¡que viven en el piso que está justo encima del establecimiento! No es por dar ideas: ¿pero se puede planificar peor un atraco?