La Guardia Civil ha activado un dispositivo de búsqueda en Albuñol (Granada) para localizar por tierra, mar y aire a dos personas que permanecen desaparecidas desde que se produjera la riada que el lunes se cobró la vida de dos personas en la costa granadina. Tras la muerte de un guarda en Polopos-La Mamola, ayer se halló también el cadáver de un varón, de unos 50 años de edad, en un barranco junto al paraje Pago la Luna, en Albuñol. Hoy los agentes del instituto armado han localizado en una rambla de la localidad de Castell de Ferro el cadáver de un hombre de nacionalidad lituana que fue arrastrado por la riada provocada por la tromba de agua que se registró el lunes en la costa granadina, con lo que son tres las personas fallecidas por esta causa. Las dos personas desaparecidas residían en la misma vivienda que el hombre de nacionalidad lituana. Los dos desaparecidos, que trabajan en invernaderos junto al fallecido, son de nacionalidad extranjera y se desconoce su paradero desde que se produjera la riada. Están siendo buscados con la ayuda de medios aéreos, marítimos, terrestres y la unidad canina de la Guardia Civil por el barranco del Carbón y los alrededores. El subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago, Pérez ha explicado a los periodistas que se ha solicitado el apoyo de la unidad canina especializada en la localización de personas para que se sume al operativo.