Hay personas a las que su rostro se confunde con el viaje de Andalucía hacia la democracia y el autogobierno. Desde la Transición hasta hoy, el granadino Manuel Pezzi, ha sido protagonista de los avatares políticos y del cambio transformador de Andalucía. En su partido, el Partido Socialista, Pezzi también ocupa un espacio importante de su historia.

Se incorpora a la Universidad de Granada
El diputado nacional ha comunicado hoy a la ejecutiva provincial del PSOE de Granada su decisión de cerrar su etapa parlamentaria, no concurrir a las próximas elecciones generales y pedir su incorporación a la Universidad de Granada, de la que es profesor. Durante su intervención, Pezzi ha justificado su decisión por "los condicionantes políticos actuales, con la intensa renovación de las direcciones del partido y la llegada de miles de socialistas jóvenes y preparados" a las instituciones. Es por ello que no cree "necesaria" su presencia en las listas por lo que, dice, devuelve el testigo a su partido "convencido de que es una decisión acertada, sin tener que pedirle de nuevo a la organización" que decida por él.

Más de 30 años de parlamentario
"Gracias por haberme dejado hacer lo que quería, lo que me apasionaba, hacer partido, hacer Andalucía", ha manifestado durante su intervención. Toma la decisión tras más de 30 años parlamentario, en los que ha sido presidente y portavoz del grupo parlamentario de Andalucía, consejero de Medio Ambiente y de Educación, y Ciencia, primer teniente de alcalde de Granada y responsable de la Segunda Modernización de Andalucía, además de portavoz de Educación, de Universidad, Deportes y Ferrocarriles en el Senado y el Congreso. Dice que en todo este tiempo le ha movido un objetivo: "ser leal a la defensa de los valores del socialismo, ser leal con mi partido y honesto a rajatabla con las responsabilidades encomendadas".

La política le "acompañará siempre"
Pezzi, que mantiene que cierra esta etapa pero no su vida política porque "me acompañará siempre", solicitará a partir de octubre su incorporación a la Universidad de Granada, de la que es profesor. Últimamente su nombre sonó para suceder a la directora del Patronato de la Alhambra y Generalife, María del Mar Villafranca, después de que ésta dimitiera por la investigación abierta sobre presuntas irregularidades en la concesión del servicio de audioguías del monumento, si bien la falta de consenso institucional lo impidió.