Mazazo en las filas socialistas a tres semanas de las elecciones tras el auto del juez de los ERE proponiendo el procesamiento de dos expresidentes y seis exconsejeros de la Junta, además de otra veintena de altos cargos. Los socialistas hablaron ayer pero fueron bastante escuetos, aunque todos los dirigentes que lo hicieron salieron en defensa de la honestidad personal de Manuel Chaves, José Antonio Griñán y los demás encausados. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, defendió su presunción de inocencia aunque hubo cierta frialdad en su manera de hacerlo. "Son dos personas honestas que nunca se han beneficiado de los cargos que han ocupado", los defendía la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, en declaraciones a los periodistas en Córdoba, después de que el juez que investiga el caso de los ERE ha dictado auto de procedimiento abreviado contra Chaves y Griñán y otros 24 ex altos cargos de la Junta, entre ellos seis exconsejeros. El secretario general del PSOE de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha manifestado, por su parte, que seguirá "creyendo siempre" en la "inocencia" de los expresidentes de la Junta. "Es obvio que para todos es una mala noticia. Yo sigo creyendo en la inocencia de Pepe y de Manolo porque los conozco de hace muchísimos años, sé cómo viven, sé cómo piensan, por tanto seguiré creyendo siempre en su inocencia", ha asegurado Fernández Vara a preguntas de los periodistas. También ha tenido palabras cerradas de apoyo a ambos el expresidente Felipe González, para el cual se trata de dos de las personas "más honestas que ha habido y habrá en la política española". Susana Díaz, a su vez, también ha mantenido que a Chaves y Griñán "les honra" la decisión de haber pedido su baja como afiliados del PSOE. Además, la presidenta andaluza ha mostrado su respeto por el auto del juez que investiga los ERE y, sin entrar a valorarlo, ha confiado en que "cuanto antes" la Justicia "pueda aclarar que son inocentes y demostrar que son dos personas honradas". Igualmente aunque con más frialdad, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha mostrado este miércoles su "respeto" al trabajo de los jueces a raíz del auto del magistrado y ha destacado que ambos mandatarios ya asumieron "en primera persona" responsabilidades políticas a finales del "año pasado", cuando dimitieron. Además, ha defendido la presunción de inocencia de ambos, y ha asegurado que no ha hablado con ninguno de los dos, y ha puntaulizado que "no están siendo investigados por haberse lucrado". Sánchez opina que, además de haber quedado "dirimidas" y "dilucidadas" esas responsabilidades políticas, ambos expresidentes andaluces hayan anunciado en las últimas horas que se dan de baja como militantes del PSOE, de forma "voluntaria" y "temporal", un "gesto" que ha subrayado Pedro Sánchez. El líder de los socialistas también ha sido cuestionado por si está seguro de la inocencia de Chávez y Griñán, a lo que ha respondido manifestando que hay que "respetar el principio de presunción de inocencia". "Ya veremos al final la investigación", ha comentado. El vicecoordinador del Comité Electoral Federal del PSOE, Óscar López, ha señalado este miércoles que al solicitar su baja en el partido, los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán "han ido incluso por delante del código ético del PSOE, que es el más estricto de todos". "Igualito que otros, que mantienen a la señora Barberá en la diputación del Senado, o que tienen tramas de corrupción a lo largo de toda España", los cuales "ni siquiera colaboran con los jueces y que tienen hasta fianzas, como es el PP, un partido bajo fianza".