Dice Gardel que veinte años no es nada, para la Editorial Atrapasueños 15 años es mucho, son decenas de libros y autores, de cajas y eventos, miles de kilómetros llevando ideas, debates, historia… cultura. Cuando me acerqué a Atrapasueños allá por 2007 se cayeron todos los mitos que había construido sobre las figuras del editor y la editorial. Me encontré con amantes de los libros y activistas sociales que ante la necesidad de construir herramientas para la transformación social crean una editorial asociativa al calor de la resistencia global, de las luchas vecinales y de la educación popular. Descubrí que desde ese espacio se desarrolla una red de personas comprometidas con la vida y la dignidad, de turroneros/as de la palabra que no dudan en acudir allá donde les permiten montar su puesto o presentar sus libros. No importa cuántos vengan. Si son seis, es un acto íntimo; que vienen doscientos, un exitazo. Somos una Editorial en movimiento, creemos en la cultura libre y en el derecho de todas las personas a ella. Eso nos hace recorrer pueblos, improvisar espacios en cualquier espacio que nos permita reivindicar una cultura popular comprometida. Siempre encasillándonos, nunca encasillados Me decía Joaquín Recio cuando lo conocí que la producción de un libro es una fiesta y así se debe sentir. Es el resultado de mucho trabajo, de debates y reflexiones, íntimas o colectivas, y así lo hemos hecho. Siempre nos han intentado encasillar- que si éramos la editorial de tal partido o de tal sindicato- pero solo hemos tenido un filtro: “Trabajamos para gente que se lo merece”, como dice el eslogan de nuestros compas de Autonomía Sur. Sea por Andalucía libre, los pueblos y la humanidad Nuestra vinculación a Andalucía, sus luchas y su historia social ha sido una constante durante estos quince años, sabemos que la historia la hacen los pueblos, intentamos recuperar esa memoria y esas figuras que por su dignidad y honestidad son tan necesarias, nuestra colección de memoria andaluza es un claro ejemplo de ello. Pero cruzamos el charco con la mirada, y allí estaban los procesos latinoamericanos y nos salió el Corazón Bolivariano. Así pudimos visitar la Feria del libro de La Habana con la Brigada Cultural Vázquez de Sola, y comenzamos una estrecha relación con aquellos que quieren una vida que merezca ser vivida. ¿Crisis de los libros? Vivir la precariedad, construir Cultura y Economía Social La mirada abierta nos hizo embarcarnos en proyectos musicales y acompañar al Cabrero y apostar por Pinilla. Después conocimos a Lucía y así parimos Carambolo Producciones. Y sabíamos que solos/as no podíamos ni queríamos , que queríamos vivir la democracia económica y nos implicamos hasta el tuétano en construir Coop57 Andalucía y construir los Mercaos Sociales por Andalucía junto a Transformando y Autonomía Sur. Nunca nos afectó la crisis porque como dicen los mexicanos ya nacimos en la crisis y en ella nos movemos y de ella aprendemos. Sabemos que este sistema no se puede reformar y por eso construimos alternativas que se tocan y cómo no, que se leen. Javier Bajo Bello es presidente de Atrapasueños SCA.