Ha habido reunión pero, como cabía prever, no ha habido acuerdo. Podemos y el Partido Socialista han mantenido este sábado un encuentro de más de dos horas en el Parlamento de Andalucía que se ha saldado en fracaso. Al filo de la una de la tarde el secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual, transmitía a los medios sus conclusiones: “El PSOE no tiene voluntad de cumplir, y poner por escrito, las dos condiciones” que exige Podemos. Tras la renuncia de los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, que era el primer punto de los tres planteados por Podemos, el PSOE debía dar respuesta a los otros dos: reducción drástica de altos cargos y asesores para contratar personal sanitario y educativo y ruptura de acuerdos con entidades bancarias que, contraviniendo la jurisprudencia europea, desahucian a familias sin alternativa habitacional. El PSOE ya le había enviado el pasado jueves a Podemos su contrapropuesta, que no convenció nada a la formación que lidera Teresa Rodríguez. “No se da respuesta a las medidas planteadas por Podemos”, sentenciaron entonces, para añadir en conversación con este periódico que la impresión en el partido era que el PSOE seguía “mareando la perdiz”. Son las palabras que también ha venido utilizado Teresa Rodríguez en distintas entrevistas este fin de semana.