Monago pone en evidencia la autoridad de su "jefa" de filas, Dolores de Cospedal, y muestra la debilidad del PP andaluz al negarse a retirar el vídeo



La indisciplina de los barones y dirigentes del PP crece por días. Si en Valencia Rita Barberá apoya a su imputado teniente de Alcalde, Alfonso Grau, haciendo oídos sordos a las peticiones de Génova, en Extremadura, el presidente Monago, va cada vez ejerciendo su papel de verso libre del partido, se declara en rebeldía haciendo oídos sordos a quienes desde su partido, desde el PP andaluz hasta la propia secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, le han pedido que retire el vídeo de la serie de animación hecha por el PP extremeño que compara la gestión política de esa región con la de Andalucía.

Peticiones desoídas del PP andaluz y de Cospedal
A las llamada con la "boca chica" y sin ningún tipo de apasionamiento de Moreno Bonilla para la retirada del documento audiovisual, se le sumó la sugerencia, en realidad un orden, de la número dos del PP y presidenta de Castilla-La Mancha. Ambas peticiones si éxito. Monago pasa olímpicamente y no le importa dejar desacreditada a la jefa. El presidente de la Junta de Extremadura ha contestado que mantendrá la difusión del vídeo ya que el problema es el "actual Gobierno andaluz"

Monago se hace el sordo
El PP extremeño no solo mantiene el vídeo como elemento de su precampaña, sino que Monago alardea de que hay que tener buen humor haciendo alusión a Los Morancos. Monago ni contesta ni se refiere al malestar en el PP andaluz y en el nacional. Se hace el sordo mientras gana el pulso a la dirección nacional y a la andaluza. Es su vídeo del PP extremeño y por que más que perjudique a sus compañeros andaluces y deje en evidencia a la secretaria general de Génova, el vídeo sigue.

“Sería una buena idea” retirarlo, dice Cospedal
Cospedal, casi en tono de súplica, desde la televisión ha sugerido a Monago que lo retire, En ese sentido la manchega afirmó que cree que “no es necesario herir a nadie para hacer un vídeo político” y por eso ha recomendado a Monago que lo retire. “Sería una buena idea”. Cospedal ha admitido que no ha visto el vídeo pero ha leído “lo que dice”, y ha insistido en que no hace falta herir a nadie, de un lugar o de otro de España, para hacer un vídeo político.

Monago ya se llevó ayer numerosas críticas por esta serie de animación en la que, a través de dos personajes, se ponen de manifiesto las diferencias entre la gestión política en Extremadura, con los populares al frente del Gobierno, y la de Andalucía “que continúa sin cambiar”.

Críticas de Susana Díaz
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, pidió además de la retirada del vídeo que Monago se disculpara. También censuró que el PP andaluz no haya impulsado con más presión este objetivo. Cree que Moreno Bonilla solo ha hecho un comentario negativo del vídeo pero que no le ha exigido con contundencia a su compañero extremeño que lo retire. Díaz cree que no es Monago precisamente un personaje político idóneo para hacer ese tipo de vídeos en clara alusión a su reciente polémica de los viajes a Canarias a costa del Senado.