El caso de los gastos no justificados y ahora de derroche de la ex gerente de la TV municipal de Málaga, Onda Azul, sigue coleando. Aun no se han apagado los ecos de las críticas que los grupos de la oposición formulan contra el equipo de Gobierno del PP, cuando de nuevo el nivel de crispación sube. Recientemente ELPLURAL.COM publicó que Onda Azul compró y pagó por adelantado cámaras, lentes y otro material audiovisual por 68.000 euros sin que nunca se recibiera el suministro y se conocieran más detalles de esta compra.

Persona de confianza del PP
La protagonista de esta fea historia que según los socialistas “huele muy mal” es Fátima Salmón, ex gerente hasta hace un año de la TV municipal. Salmón es, o era, persona de tanta confianza del PP y del alcalde Francisco de la Torre que fue designada asesora de comunicación del Comité Electoral de campaña del PP malagueño en las anteriores municipales. Sin embargo tuvo que dimitir de ese cargo del partido tras las fuertes quejas de los socialistas al considerar que era una labor partidista incompatible con la responsabilidad en el ente público Onda Azul.

Ahora se conocen otra nueva denuncia como que la exgerente cargó al presupuesto de la televisión municipal gastos de copas de alcohol y tabaco. Este hecho ha desencadenado que la oposición socialista vaya a pedir el cese de Francisco de la Torre, alcalde de Málaga y presidente de Onda Azul, por incumplir con su obligación estatutaria de ejercitar la alta inspección de la sociedad.

Ginebra, ron, whisky y tabaco de las arcas públicas

Según el concejal socialista Francisco Conejo, se ha comprobado que existen gastos de la anterior gerente justificados como gastos de representación o protocolo sin que existiera partida específica en el presupuesto que se elevaba al Consejo de Administración; es decir, “esos gastos no se especificaban expresamente en el presupuesto, de ahí que no fuese posible su control por parte del Consejo de Administración”. Entre estas facturas, ha dicho, se han detectado, en una fiscalización aleatoria, gastos de comida que incluyen copas (ginebra, ron, whisky, etc…) y tabaco, en fechas nada justificables. “La anterior gerente cargó a Onda Azul copas y tabaco.

Plan de ajuste laboral al mismo tiempo que copas
Se da la circunstancia de que mientras con el dinero de los malagueños se pagaron copas de ginebra, ron, whisky, tabaco de facturas de la anterior gerente, en paralelo Onda Azul tenía un plan de ajuste por la crisis económica, con congelación y rebaja de los sueldos de sus empleados, la gerente pasaba gastos en copas y tabaco”. Entre otras facturas ha aparecido una de un almuerzo para dos personas en Beach Club fechada en 30 de diciembre de 2013 a las 16.26 horas que incluye 5 copas de Beefeater y asciende a 95.40 euros; otra de 24 de diciembre de 2013 a las 01:16 en Puerta Oscura que incluye 4 copas Beefeater, 2 Larios, 1 Bacardi, 2 Legendarios y refrescos varios, y otra de 8 febrero de 2016 en restaurante Rachamoa de 46,45 euros que incluye un paquete de tabaco (4,45 euros).

Comidas, 13.115 euros
Según el listado al que ha tenido acceso el grupo socialista, la anterior gerente gastó en taxis, gasolina, comidas y otros gastos de representación un total de 13.115 euros en los cinco años que estuvo en Onda Azul. En el listado aparecen aproximadamente unas 600 facturas de taxis y unas 100 facturas de comidas y copas.

Para “estos hechos demuestran que la gestión de la empresa ha estado muy lejos del buen gobierno y la legalidad, hurtando desde un primer momento esas informaciones al Consejo de Administración, pese a las reiteradas preguntas efectuadas a lo largo de los años”. El edil socialista cree que todo esto “huele muy mal”. Recuerda como en el caso de las “cámaras fantasmas” pagadas por adelantado y no recibidas, se troceó la adjudicación en dos contratos para evitar hacer una convocatoria pública y en los dos procedimientos sólo repitió como invitada la empresa adjudicataria.

Dudas sobre las compras y el material
Tampoco existe inventario en la empresa y por lo tanto no se sabe a ciencia cierta qué ha sucedido con el material recibido por la compra de Canal Málaga y con todo el material que se ha comprado durante estos años. “Se tienen facturas de lo que se ha comprado pero no se puede asegurar donde está y qué ha pasado con cada suministro. No se sabe ni siquiera si el material de Canal Málaga llegó a Onda Azul”, detalla Conejo.

En cuanto al expediente de compra de las cámaras y las lentes, falta documentación exigida en el pliego de condiciones, no se ha realizado la valoración y el procedimiento de licitación y adjudicación, según lo establecido en dichos pliegos. Por ejemplo, ha explicado Conejo, “no están los contratos administrativos que debieron firmarse una vez se adjudicó”. Tampoco aparece, según ha indicado, la documentación técnica que debían presentar las empresas para participar -el pliego pedía dos documentos: principales suministros realizados en los últimos tres años, con especial referencia al sector público y en el área de radio y televisión y documento de mejoras técnicas.

Caos en la contratación de la publicidad
En cuanto a la publicidad, ha desvelado que no hay contratos de publicidad como tal que estén sujetos a tarifas actualizadas aprobadas por el Consejo de Administración. “Se cobraban tarifas sin aprobar por parte de ningún órgano de Onda Azul. No hay contratos con las empresas que se anuncian, solo hay órdenes de trabajo o mails, no hay documento que regule el trabajo a realizar y la forma de pago”, ha apuntado.

Que actúe Fiscalía
Los socialistas también plantean que se ponga en conocimiento de la Fiscalía todos aquellos expedientes de esta empresa en que se detecte alguna irregularidad, por si son constitutivos de algún delito. “Especialmente se pondrá en conocimiento el procedimiento seguido para contratar y pagar por anticipado unas cámaras y lentes sin haber formalizado contrato y no haberlas recepcionado, entre otras irregularidades”, especifican.