ELPLURAL ha entrevistado a Rocío Filpo, portavoz andaluza de los críticos de Podemos encuadrada en la corriente interna "Andalucía desde abajo". Con tono contundente, pero eso sí, con tremenda tranquilidad, nos dice que "la gente se va a volver a su casa y nos va costar la vida recuperarlos". Cree que Pablo Iglesias les trata como a menores de edad  y recuerda cuando esa frase la reiteraba Iglesias aplicándolo a la forma de actuar del sistema con los ciudadanos. En un arranque de claridad exclama que "Podemos a nivel nacional está jodido" pero que "ni ellos mismos, la cúpula, sabe lo que pasa, se oyen rumores, pero nadie sabe lo que pasa". Juan Carlos Monedero le desconcierta; "unos días dice 'A' y otros 'B'; unos días aparece como crítico y en cambio, otros, sale en defensa a ultranza de los dirigentes nacionales". Así



Críticas muy duras ante la deriva "adaptacionista"
Rocío Filpo, ha participado hoy en la asamblea general que el Secretario General de Málaga había convocado ante el disgusto del aparato. Una asamblea que ha servido para reivindicar los valores de la izquierda ante lo que creen como una deriva "adaptacionista"que sufre el partido morado. Han exigido participar en la confección del programa electoral, converger  sobre un programa y no sobre una "cara"; más protagonismo para los círculos y poder de decisión real para confección de listas y candidatos. Todo un reto superado por práctica unanimidad ya que el sector afín a Madrid solo ha enviado una comisión a las diez de la mañana -la asamblea finalizó a las 14 horas- y luego, tras hacer presencia y no participar, se ha retirado.



Miedo a la ruptura, todo se apuesta a la "centralidad del tablero"
La portavoz de la corriente interna "Andalucía desde abajo", Rocío Filpo, reconoce a este medio que "aunque algo se está moviendo en pueblos y círculos", la mayoría de secretarios generales son afines al consejo nacional. Lo justifica porque no hay debate, no hay manera de hacer política y "la participación está ausente". Se potencia que no haya discusión y se termina con que todos se limitan a obedecer consignas de los de arriba. Filpo no se muerde la lengua y mantiene que "la cúpula tiene miedo a hablar de ruptura política" y solo se dedican a situarse en la dichosa "centralidad del tablero". "A eso han apostado todo".



"Teresa Rodríguez aparenta ser crítica, pero es solo eso, apariencia. No lo es"
Le preguntamos a la portavoz andaluza del sector crítico sobre su opinión por la figura de la máxima dirigente regional, Teresa Rodríguez, con las que antaño tuvieron relaciones fluidas. Flipo inspira, exhibe una amplia sonrisa mitad irónica, mitad escéptica y con un halo de sentirse defraudada contesta casi con resignación. Mantiene que la gaditana "cuando le ha convenido nos ha dado leves toques de apoyo, pero al final han sido más empujones que abrazos. Nuestros caminos ya son contrarios, más que paralelos, perpendiculares. Han llegado, igual que Kichi, a las instituciones y se han vuelto reformistas". "Teresa aparenta ser crítica con la dirección nacional, pero es solo eso, apariencia. No lo es", concluye.



La mutación de Pablo Iglesias
Por último nos da su opinión sobre la mutación de Pablo Iglesias. Cree que él no ha cambiado nada, que ya antes era así. Lo conocemos de cuando estábamos en "anticapitalistas" y ha terminado prohibiendo esta organización como parte integrante de Podemos. Finaliza afirmando que ante este panorama le "preocupa que la gente se vuelva para su casa. Ns va a costar la misma vida recuperarlos".