El psiquiatra Javier Criado considera que los hechos que se le atribuyen, y por los que la Fiscalía de Sevilla ha abierto diligencias de investigación contra él tras la denuncia interpuesta por seis de sus pacientes por someterlas a supuestos "tocamientos impúdicos" y relaciones sexuales "no consentidas" en su consulta "y en su propia casa", son "falsos de toda falsedad". En un comunicado, firmado por el propio Criado, el psiquiatra y hermano mayor de la Hermandad de Pasión de la ciudad de Sevilla ha considerado "falsos de toda falsedad" los que se le atribuyen, hechos algunos de los cuales "ya fueron denunciados hace más de 10 años e investigados en sede judicial penal, finalizando con pronunciamiento de la Audiencia Provincial de Sevilla acordando, a solicitud del Ministerio Fiscal y de mi defensa, el sobreseimiento de la causa, siendo archivada", ha recordado Criado. De esta manera se pronuncia Criado después de conocerse este lunes que la Fiscalía el pasado martes día 7 de julio abrió estas diligencias de investigación una vez que el Colegio Oficial de Médicos de Sevilla le diera traslado de los hechos denunciados por estas seis pacientes ante el Comité Deontológico de la institución colegial. Criado señala el contenido de los escritos, en los que se basan las informaciones que se vienen ofreciendo y que están dirigidos por las denunciantes al Colegio de Médicos de Sevilla, al arzobispo de Sevilla y a la Fiscalía, "entraña un gravísimo atentado contra su honor, dignidad profesional y buen nombre", algo que provoca "profundo dolor e indignación" tanto en su familia como en él mismo. El psiquiatra, al tiempo de proclamar en el comunicado de "su confianza absoluta" en fiscales, jueces y tribunales de este país, deja constancia "desde ahora" de su "irrevocable propósito de en su momento solicitar la tutela de la Justicia para perseguir a los responsables de tan brutal atropello y persecución como la que estoy padeciendo y pedir la justa reparación de los gravísimos daños y perjuicios que se me vienen irrogando". Del mismo modo y por estos hechos denunciados, el Colegio de Médicos de Sevilla ha abierto un expediente de información reservada, que supone una previa instrucción para valor la denuncia presentada contra Criado. Si finalmente se abriera un proceso judicial, "por imperativo de la ley, el expediente disciplinario quedará en suspenso hasta que se resuelva por los tribunales de justicia".