¿El problema lo tiene España o lo tiene el Partido Popular? Javier Arenas lo tiene claro. El vicesecretario general de Política Autonómica y Local del PP ha subrayado este domingo la importancia que, a su juicio, tiene este año 2015 "para España". Este es "quizá" el año en el que los ciudadanos se juegan "más cosas desde que murió Franco y hubo el cambio de régimen", de la dictadura a la democracia. Los negros augurios de Arenas se producen en un momento en que todas las encuestas pronostican una histórica caída de intención de voto para el Partido Popular, todavía en estado de conmoción interna por los pésimos resultados obtenidos en Andalucía, donde el inesperado ascenso de Ciudadanos ha cogido desprevenidos a sus dirigentes. LA UNIDAD DE ESPAÑA, 'EN JUEGO' En el transcurso de su intervención en el acto de presentación de la candidatura del PP a la Alcaldía de Umbrete (Sevilla), Arenas ha recordado así el conjunto de citas electorales que se suceden en los próximos meses --autonómicas y locales en mayo, catalanas en septiembre y generales a final de año, y todo ello tras las andaluzas celebradas en marzo--, y ha enumerado lo que, a su juicio, está en juego este año. "Nos jugamos el modelo el modelo de Estado, el ser fuertes en Europa, el empleo de nuestros hijos y la unidad de España", ha abundado Arenas, que ha defendido la Monarquía como modelo de Estado que "ha traído estabilidad a España" y por el que apuestan los 'populares' "corrigiendo los defectos que haya que corregir", informa Europa Press. El dictamen de Arenas parece confundir los problema de España con con los problemas de su partido. A la lentitud de una recuperación económica que la ciudadanía no acaba de percibir se ha sumado la multiplicación de sonados casos de corrupción, como los cobros opacos por parte de relevantes figuras del partido o la investigación por blanqueo de capitales a Rodrigo Rato. Y todo ello en un contexto donde Ciudadanos le ha robado una importantísima porción de votos en su franja del electorado más moderada y menos fiel a las siglas PP. UNA PERSONA Y UNA TELEVISIÓN Arenas ha manifestado que un gobernante que "crea trabas" o "sube los impuestos" está "contra el empleo", y ha advertido acerca de los nuevos partidos, que "muchas veces" son solo "una persona y una televisión", cuando un partido debe tener "estructura, ideología y un proyecto para el futuro". Así, ha recomendado "no fiarse de la gente que tiene soluciones fáciles para problemas muy complicados". "Los experimentos con gaseosa", ha incidido Arenas, que ha afirmado que el PP ha "cometido errores" en unos años que han sido "difíciles", y los 'populares' se han "podido equivocar" en determinadas actuaciones, y han puesto en marcha desde el Gobierno "reformas que en el momento de ponerse en marcha no se entendían". No obstante, ha remarcado que el "principal compromiso" que se fijó Mariano Rajoy al llegar al Gobierno central era "sacar a España de la crisis", y ha remachado que la "inmensa mayoría" de los "muchos asuntos de corrupción" que han "aflorado" en esta etapa "no son de la época" de Rajoy al frente del Gobierno. INGOBERNABILIDAD HISTÓRICA EN ANDALUCÍA Por otra parte, Arenas también se ha referido en su intervención a la situación política actual de Andalucía, donde, tras la convocatoria de elecciones del 22 de marzo, se ha generado "el panorama político de mayor ingobernabilidad de la historia de la autonomía". El también presidente de honor del PP andaluz cree que Juanma Moreno ha sido "un gran candidato" aunque el partido no haya obtenido "el resultado deseado", al quedarse con 33 escaños frente a los 47 del PSOE-A, el más votado. Al hilo, ha criticado lo ocurrido en la elección de miembros de la Mesa del Parlamento, donde el PP-A se ha quedado con una única representante entre sus siete miembros --al igual que el resto de grupos con representación en la Cámara, salvo el PSOE-A, que ha logrado tres--, y ha subrayado que a la parlamentaria 'popular' Patricia del Pozo, que aspiraba a la Secretaría, "le robaron" ese puesto "y pusieron al de IU", pese a que la federación de izquierdas cuenta con cinco diputados, 28 menos que el PP-A. QUITARSE LA ESPINA DE 2012 "Ese es el ejemplo del PSOE", ha criticado Arenas, que considera "curioso que todos los días" salga el PSOE diciendo que "el PP tiene que dejarle gobernar en Andalucía". "Y cuando ganó el PP en 2012, ¿qué hicieron ellos?", se ha preguntado antes de expresar su deseo de que "en la próxima legislatura haya un cambio en las leyes electorales para ayuntamientos, autonomías y el Gobierno", que se resuma en la idea de que "quien gana gobierna, y el que pierde a la oposición", porque "eso es hacer democracia y construir el futuro".