Este lunes, la Guardia Civil detenía al propietario de una explotación olivarera en Pozo Alcón (Jaén) tras supuestamente abandonar en un centro de salud el cuerpo sin vida de un inmigrante de 31 años y nacionalidad marroquí que falleció en su finca recogiendo aceituna sin que tuviera contrato de trabajo ni documentación en regla.

Tal y como ha informado ElPlural.com, el empresario detenido, F.M.E., ha sido apoderado de Vox en la también localidad jienense de Hinojares en las últimas elecciones generales del 10 de Noviembre. Además, en su día ocupó destacados puestos en el Partido Popular de esta localidad ubicada en la comarca de la Sierra de Cazorla.

Relacionado El empresario que abandonó a un inmigrante muerto es apoderado de Vox

Mensajes racistas en las redes sociales

Muy activo en redes sociales, F.M.E. compartió mensajes en los que pedía “expulsar en caliente” a los inmigrantes.

Comentarios compartidos en Facebook por F.M.E.(1)

"Se llevan nuestros euros a Marruecos. ¡Hay que expulsarlos en caliente. Ya está bien!”, compartió F.M.E. en Facebook entre otros muchos mensajes racistas.

Relacionado El apoderado de Vox que abandonó a un ‘sin papeles’ muerto pidió “expulsar a inmigrantes en caliente”

Tras la publicación por parte de ElPlural.com de estos mensajes así como otras publicaciones que F.M.E. compartió para difundir información falsa para criminalizar a los inmigrantes, el empresario jienense ha decidido eliminar su Facebook.

Borra, de este modo -al igual que ha hecho su mujer-, todas las pruebas que evidenciaban su racismo y simpatía con el partido de extrema derecha que lidera Santiago Abascal.

Abandonó el cadáver en el centro de salud

Los hechos se remontan al pasado sábado, cuando el propietario de la explotación presuntamente llevó en su vehículo hasta el centro de salud de Pozo Alcón a dos hombres, uno de ellos, el fallecido.

Relacionado Un empresario abandona el cadáver del trabajador que contrató ilegalmente en un centro de salud

Relacionado Vox veta de nuevo a ElPlural.com: la pregunta que no pudimos hacer

En el centro de salud pidió una camilla para tumbar al que supuestamente necesitaba asistencia médica y abandonó el lugar. Fue el médico el que señaló que el paciente estaba fallecido y que su muerte no se había producido en el centro de salud sino que ya había llegado cadáver.

Tras dar aviso de lo ocurrido a la Guardia Civil, los agentes se hicieron cargo del otro inmigrante que acompañaba al fallecido mientras ponía en marcha el dispositivo para localizar a F.M.E. 

Al parecer, según indicaron fuentes de la Guardia Civil, el propietario de la finca los recogió de la calle esa misma mañana y se los llevó a trabajar en la recogida de aceituna. En el tajo, la víctima se desplomó y lo siguiente que se conoce es que el empresario supuestamente se deshizo del cadáver llevándolo al centro de salud.

A F.M.E. se le investiga por la presunta comisión de un Delito contra los Trabajadores, fue puesto temporalmente en libertad y está a la espera de que la Autoridad Judicial le llame para declarar.