La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio (c), junto a la directora general de Violencia de Género, María Ángeles Sepúlveda (i), y la directora IAM, Carmen Cuello, momentos antes de la rueda de prensa en Sevilla donde ha pedido hoy una revisión de la Ley Integral de Violencia de Género para "que se abra" y prevea más casos, como los relacionados con la trata, la prostitución, los abusos sexuales y el acoso laboral. Foto Junta de Andalucía.



La consejera andaluza de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha pedido una revisión de la Ley Integral de Violencia de Género para "que se abra" y prevea más casos, como los relacionados con la trata, la prostitución, los abusos sexuales y el acoso laboral.

Abrir el espacio de la violencia de género
"Hay que abrir el espacio de la violencia de género a otras situaciones", ha contestado la consejera al ser preguntada por el doble crimen de Cuenca, en el que una de las víctimas mortales, la joven que acompañaba a la exnovia del presunto asesino, no es considerada como víctima de violencia de género por la actual normativa. Sánchez Rubio ha recordado que la actual ley de violencia de género tiene ya once años y ha considerado que ese intervalo de tiempo es otro argumento para su revisión y actualización.

Prostitución, trata, abusos sexuales y acoso laboral
La consejera ha hecho estas declaraciones con motivo de la presentación de un nuevo protocolo para profesionales que trata de ofrecer un "plan personalizado" para las víctimas de violencia de género en Andalucía. Este plan, precisamente, trata de ampliar la asistencia a mujeres víctimas de prostitución, trata, abusos sexuales y acoso laboral, por un lado, y de evitar que las mujeres que denuncian malos tratos acaben retirando sus denuncias o, en palabras de la directora del Instituto Andaluz de la Mujer, María Ángeles Sepúlveda, "prevenir pasos atrás".

Más seguridad para las mujeres
Por ese motivo el nuevo plan ha sido definido por la consejera como "un apoyo potente" a las mujeres víctimas de malos tratos, las cuales, según Sánchez Rubio, han de enfrentarse a la hora de denunciar a sus ámbitos familiar o laboral. Con esta ayuda personalizada, "si dan el paso no van a estar inseguras", ha señalado la consejera antes de admitir que ha sido "un error" retirar las campañas publicitarias de concienciación contra el maltrato a las mujeres, dado el número de casos registrados en los últimos meses.

Incidente de Granada
Sánchez Rubio también ha lamentado que en el Corral del Carbón de Granada, un edificio histórico gestionado por el Patronato de la Alhambra, una mujer fuese invitada a marcharse por dar de mamar a su hijo, ya que el Gobierno andaluz, en el ámbito sanitario, defiende la lactancia materna, y ha confiado en que el Patronato "tomará las medidas necesarias" para que no se repitan casos como ese.