Alquilar un balcón unas horas en Semana Santa cuesta igual que una vivienda un mes y medio en Sevilla, según datos de 'Nuroa.es', que ha comparado los alquileres de la Semana Santa con los precios habituales. En una nota, 'Nuroa.es' ha precisado que más de 1.000 euros por unas pocas horas "es el precio que se puede llegar a pagar en Sevilla por un balcón para seguir las procesiones en días como el Domingo de Ramos o el Viernes Santo", una cifra similar a un alquiler en la ciudad durante un mes y medio. Son los resultados de un estudio, elaborado por el metabuscador inmobiliario, que compara los alquileres durante la Semana Santa con los precios habituales en la capital andaluza y en otras ciudades españolas. En el caso de la capital hispalense, alquilar una terraza para diez personas frente a la catedral durante unas pocas horas puede llegar a costar entre 1.000 y 2.000 euros, más de dos meses de alquiler, teniendo en cuenta que arrendar una vivienda en Sevilla tiene un coste medio de 740 euros. Otras calles y plazas de la ciudad que toman especial relevancia durante estos días son La Campana o la calle Sierpes, donde arrendar un balcón para unas cinco o seis personas durante La Madrugá "puede llegar a costar el equivalente a un mes de alquiler en Sevilla, o incluso más, en función de la situación y las vistas del balcón". A este coste habría que sumarle, además, el de otros servicios que ofrecen estos espacios, como catering o 'wifi', ya que, en muchas ocasiones, "son empresas las que alquilan las terrazas con el fin de invitar a sus clientes más selectos; por eso, suelen contar con comodidades como acceso a Internet o un ágape para degustar mientras se disfruta de la procesión". MÁLAGA: UNA SEMANA, EL EQUIVALENTE A UN MES Algo parecido pasa en Málaga, donde los alquileres de balcones, terrazas u otros espacios situados en las zonas privilegiadas para seguir las procesiones "se disparan de forma considerable", de manera que "un balcón durante toda la semana puede costar el equivalente, o incluso superar el coste, de un mes de arrendamiento en la ciudad, cifrado en 666 euros", según datos de 'Nuroa.es'. Asimismo, también en Madrid, el coste de los balcones y las terrazas se dispara durante estos días, aunque en el caso de la capital española las cifras se quedan algo por debajo de las registradas en Sevilla, donde la Semana Santa es una de las fechas más importantes del año. En ambos casos, sin embargo, los vecinos deberán convivir con estos nuevos inquilinos temporales, que, por unas horas, ocuparán su edificio. Algunos ya han impuesto normas de conducta para los visitantes, como subir y bajar sin molestar a los vecinos o no fumar en los balcones --o, en caso de hacerlo, utilizar un cenicero--, para evitar ceniza y quemaduras en los pisos inferiores y también entre el público.