Política

Doctor Montes: “Siempre dije que era una cortina de humo para dar entrada a la privatización de hospitales”

El médico defenestrado por el exconsejero Lamela insiste en los motivos económicos detrás de la campaña de acoso y derribo contra él

0
Mar, 2 Abr 2013

El Doctor Luis Montes.



El doctor Luis Montes, principal acusado en el caso de las supuestas sedaciones ilegales en el hospital Severo Ochoa de Leganés, archivado por la Justicia, ha afirmado este martes, al ser preguntado por el escandaloso fichaje del exconsejero Manuel Lamela por una adjudicataria de la gestión de un hospital público que la campaña contra él llevada a cabo por Lamela y el Gobierno de Esperanza Aguirre fue “una cortina para dar entrada a la privatización”.

“Siempre lo dijimos desde el hospital, que era una cortina para dar la entrada a la privatización, la construcción de nuevos hospitales, la entrada de empresas con ánimo de lucro y de alguna forma el reparto de beneficios”, ha dicho Montes en declaraciones a la SER.

El fichaje de Lamela por una empresa contratata por Sanidad
La cadena de radio ha desvelado hoy que el exconsejero Manuel Lamela forma parte del consejo de administración de la empresa que gestiona todos los servicios privatizados del hospital de Aranjuez, una adjudicación que el propio Lamela concedió en su etapa al frente de la Sanidad madrileña, en 2005.

El médico ha mantenido siempre su opinión
No es la primera vez que el doctor Montes defiende que la campaña de acoso y derribo contra él desde la consejería de Sanidad que dirigía en aquel momento Manuel Lamela, que le acusó de sedaciones ilegales en el servicio de Urgencias del hospital Severo Ochoa de Leganés, fue “una cortina de humo” para tapar los planes de privatización del Gobierno de Aguirre.

Su opinión la manifestó en una entrevista en
ELPLURAL.COM, el año pasado y en otra publicada en Nueva Tribuna.es, en 2009. En esta última, el médico afirmó que había reflexionado mucho sobre lo sucedido y su conclusión era que “esta persecución tenía un origen económico, político e ideológico”.

“Económico porque el caso Leganés sirvió de cortina de humo durante más de un año para no hablar de la privatización desmesurada del Gobierno de la Comunidad en la sanidad madrileña. La parte política consistía en abrir un nuevo frente al PSOE. Casualmente esta persecución se inició en un hospital que está ubicado en una localidad que regenta el gobierno socialista. Cuando la derecha hace algo nunca improvisa. En el plano ideológico, hay que tener en cuenta que era un momento en el que acababa de ganar el Oscar la película Mar adentro, que ya sabemos sobre qué versaba, se había estrenado Million Dollar Baby de Clint Estwood que trataba la eutanasia activa. Es decir, en la sociedad este tema estaba surgiendo con fuerza y al PP eso no le gustaba nada. Esperaron el momento y el lugar para sacar adelante este proceso. Lamela, a partir exclusivamente de una denuncia anónima, decidió cesarme y acusarme del homicidio de 400 personas. Cada vez que lo pienso no lo puedo creer”, afirmaba el doctor Montes en aquella entrevista.