Aunque todavía son muchos los símbolos y las menciones franquistas a la dictadura de Francisco Franco en toda España, poco a poco, los pueblos y ciudades van retirando estos elementos.

El último ejemplo lo hemos vivido en Zaragoza, donde este jueves se han eliminado dos símbolos franquistas del Puente de Santiago. Se trata de dos medallones que han sido remplazados por dos escudos constitucionales de España y Navarra en este puente, una de las principales puertas de entrada a la ciudad y declarado como Bien de Interés Cultural.

Los emblemas con simbología franquista permanecían colgados a ambos lados del puente desde su inauguración en 1967 violando la Ley de Memoria Histórica. En uno de ellos se podía leer: "Una, grande y libre" junto al Águila de San Juan, el yugo y las flechas. El otro, un escudo de Navarra con la cruz laureada de San Fernando concedida a la Comunidad por Franco.

Los trabajos de reposición se han iniciado a primera hora de la mañana por parte de los técnicos de Patrimonio, que han colocado los nuevos emblemas constitucionales.

El alcalde se ha mostrado satisfecho por “un nuevo paso para el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica y con el objetivo de avanzar en la democratización del espacio público”. Ha destacado este cambio “en un entorno que está catalogado como Bien de Interés cultural y por el que pasan miles de personas cada día”. A finales de 2016, la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales del Gobierno de Navarra, Ana Ollo, remitió una carta al alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, solicitando su retirada.

Este jueves, la Consejera ha agradecido “la sensibilidad demostrada por el Ayuntamiento de Zaragoza y su alcaldía” y ha destacado que el símbolo que representa a la comunidad en este puente ya no es un emblema que exalte la violencia “como herramienta utilizada para legitimar intereses políticos”. En este sentido, Ollo ha asegurado que el Gobierno de Navarra continua trabajando en recuperar el espacio democrático.