En ocasiones a la clase política, como diría cualquier joven que, con seguridad, se encontrará sin empleo u ocupando un trabajo de los llamados 'minijobs', “se le va la pinza”. La famosa frase bien podría aplicarse al presidente de la Xunta de Galicia.

Esta semana, el parlamento gallego celebró una sesión de control. Al margen del acaloramiento propio de este tipo de debates, una recomendación de Alberto Núñez Feijóo dejó a los presentes, incluidos los de su formación, ojipláticos.

Núñez Feijóo y el cine
El instante tuvo lugar cuando el portavoz de los socialistas, José Luis Méndez Romeu, le recordó al 'popular' sus fotos con el narcotraficante Marcial Dorado o el nombre de otro imputado ilustre ya en Galicia, Pachi Lucas.

En ese momento, el también presidente del PP regional, ni corto ni perezoso, le soltó su recomendación: Debería ver usted la película 'Las amistades peligrosas'. El sorprendente consejo fue seguido del argumentario oficial del "y tú más", en relación con las alusiones de Méndez Romeu.

"Se le fue la pinza"
Pero la recomendación estaba hecha y los chascarrillos al finalizar la sesión debieron pulular por los pasillos como un enjambre de abejas, eso sí con forma de media sonrisa nerviosa -los del PP- y de la otra -la oposición- porque Núñez Feijóo, bien picó el anzuelo, bien, recuperando la expresión juvenil, “se le fue la pinza” y tiene la cabeza en otros lares.

'Las amistades peligrosas' es una película dirigida por Stephen Frears en los últimos años de la década de los 80, basada en el libro del mismo nombre. Cuenta la historia de cierta perversión entre dos nobles, hombre y mujer, en la Francia de finales del siglo XVIII. Se desconoce el motivo de la recomendación cinematográfica del que, dicen, también aspira a suceder a Mariano Rajoy.

Sin embargo, entre los diputados y la ciudadanía enseguida, ante un título como ese, el primer comentario tiene que ver con las propias amistades del presidente.

De la época de Fraga
Y es que en la política gallega, el PP siempre ha gozado del beneplácito de ciertos sectores sospechosos por sus conductas. Esto, por aquello de vivir 'nuevos tiempos' se atribuyó a la Alianza Popular de Fraga, tomando el relevo los primeros años de la nueva marca, también con Don Manuel al frente.

El paso de los años y la aparición de casos judiciales ha reavivado la llama de la sospecha sobre las cabezas de altos cargos 'populares'.

De ahí que la enumeración de nombres como Pablo Crespo (uno de los principales investigados en la trama Gürtel, salido del PP pontevedrés), el mencionado Marcial Dorado (condenado por narcotráfico y acompañante fotográfico de Núñez Feijóo), Baltar hijo (contra quien se acaba de reabrir la denuncia por ofrecer un trabajo a cambio de sexo); Rafael Louzán, presidente del PP de Pontevedra doblemente imputado; Pachi Lucas, denominado por el principal encausado en la Operación Zeta como "el abrepuertas", imputado y amigo íntimo del presidente de la Xunta; Manuel Cruz (chófer de la Xunta, amigo del presidente gallego y presunto testaferro de Marcial Dorado); y estos son solo algunos nombres que la hemeroteca sitúa en el círculo próximo de Alberto Núñez Feijóo y cuyas actividades son, como mínimo, algo oscuras.

En el citado pleno de esta semana, el presidente de la Xunta, tras echar balones fuera, afirmó con contundencia que él solo tiene como amigos "los intereses generales de Galicia". Todo un final con frase de película al que, a la vista de los acontecimientos, y tras su recomendación cinematográfica, no le corresponde la mencionada frase juvenil. Sin duda le va mejor el refranero español: "En casa del herrero, cuchillo de palo".