El colectivo de jueces sustitutos se concentró ayer frente a la puerta del Ministerio de Justicia en la madrileña calle de San Bernardo para recordar que frente a su precaria situación laboral, que temen se vaya a extender al resto de los trabajadores tras la última sentencia del Tribunal Supremo, la justicia está sin medios y ellos sin trabajo. Les acompañaron bajo la lluvia Ignacio González, coordinador por Madrid de Jueces para la Democracia, y Antonio Miguel Carmona candidato del PSOE para la alcaldía de la ciudad, quien calificó de "precaria y vergonzante" la situación que están viviendo los Jueces sustitutos españoles.

Acudieron además diversas personalidades del mundo jurídico y político, ex-magistrados del Tribunal Supremo, y abogados. El colectivo de Jueces sustitutos y magistrados suplentes apoyado por las asociaciones AJCA y AJUDICAT fueron los convocantes de esta acción que pretende dar a conocer a los ciudadanos la situación real de la justicia.

Jueces y magistrados en la Plaza de Castilla
Antes de la concentración, los jueces sustitutos celebraron una rueda de prensa en la sala de juntas de los Juzgados de Plaza de Castilla de Madrid. Intervinieron Concepción Morales (Secretaria de AJCA y magistrada suplente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid), Inmaculada Galán (Presidenta de AJCA y jueza sustituta de los juzgados de Madrid), Fruitós Richarte (expresidente de Ajudicat y magistrado suplente de la Audiencia Provincial de Barcelona) y Haidé Costa (presidenta de AJUDICAT y jueza sustituta de los Juzgados de Barcelona en el orden social).

Garantizar la tutela judicial
Hablaron de la situación de la justicia, de la última sentencia del Supremo sobre las peticiones de los jueces sustitutos, su opinión sobre cómo debe ser la justicia y cuáles son las reivindicaciones del colectivo. Para estos juristas, se trata de salvaguardar la defensa y protección del ciudadano, “garantizando la tutela judicial efectiva mediante la optimización de recursos humanos como la reincorporación de los jueces sustitutos, y materiales como la creación de nuevos juzgados”.

Protesta de los jueces sustitutos frente al Ministerio de Justicia.



Derechos negados por el Estado
Ven preciso dar una solución justa a los jueces sustitutos “a los que se les ha vulnerado el derecho al trabajo, reclamando con ello los derechos básicos de cualquier trabajador, lo que se concreta en poder trabajar en condiciones dignas y con estabilidad laboral, derechos que les han sido negados sistemáticamente por el Estado”.

Alta en la Seguridad Social
Reclaman también que se les retribuya la práctica exclusividad con alta en la seguridad social o en caso contrario que se les conceda la compatibilidad con las otras profesiones jurídicas, como la abogacía, para poder mantener a sus familias.

Contra el abuso de temporalidad
Desde el colectivo se pide la protección contra el abuso de la temporalidad de los trabajadores, pues la doctrina que emana de la sentencia del TS que ha resuelto respecto de la situación de los jueces sustitutos,  abre la puerta a la temporalidad y la precariedad laboral que corre el riesgo de extenderse a todos los trabajadores, públicos o privados.

Independencia del poder judicial
Los jueces sustitutos y magistrados suplentes piden la aplicación de la Directiva 1999/70/UE en todo el periodo de nombramiento; la derogación de la LO 8/12, y del RD 700/13. Exigen la independencia del poder judicial mediante la autonomía presupuestaria como en otros países de nuestro entorno.

Superar la burocracia del pasado
Solicitan la modernización de la justicia, “superando los modelos arcaicos y burocráticos del pasado para avanzar con Europa en un modelo de justicia ágil, cercano y de calidad”. Concluyen con la certidumbre de que “invertir en justicia es garantizar el Estado social, democrático y de derecho”.