El cardenal de Barcelona, Lluis Martínez Sistach. EFE/Archivo El cardenal de Barcelona, Lluis Martínez Sistach. EFE/Archivo



Algo se mueve dentro de la Iglesia Católica. Son pasos pequeños, casi inapreciables, pero suficientemente novedosos como para llamar la atención. El cardenal-arzobispo de Barcelona, Lluis Martínez Sistach, ha pedido hoy "perdón" por los "errores" de la Iglesia "en un pasado más o menos reciente", en una clara alusión a los tiempos de la dictadura y la Guerra Civil que, eso sí, después ha intentado matizar.

Es, desde luego, mucho más de lo que se espera de obispos como Antonio María Rouco Varela, aunque, a diferencia del cardenal madrileño, quienes empiezan a pedir perdón no tienen mando en plaza y no representan a toda la Conferencia Episcopal.

Perdón por los errores
Hoy le ha tocado el turno a Martínez Sistach, quien ha pedido "perdón" por los "errores" que la Iglesia ha cometido "en un pasado más o menos reciente", aunque ha dicho que se necesitan "estudios históricos objetivos" para que este perdón genérico se concrete en hechos del periodo franquista.

Vía Twitter
Martínez Sistach, que hoy ha presentado en Barcelona su último libro, Cristianos en la sociedad del diálogo y la convivencia, ha escrito, instantes antes de iniciar la rueda de prensa, en su cuenta personal de la red social Twitter:  "De los errores que los miembros de la Iglesia hayan podido cometer en un pasado más o menos reciente, los obispos humildemente pedimos perdón".

Perdón "suficiente"
En la rueda de prensa, el cardenal-arzobispo ha considerado "suficiente" esta solicitud de perdón genérica por el periodo de la Guerra Civil y del franquismo, "y de todos los tiempos", pero ha matizado que si el perdón debe ser sólo por hechos de la Guerra Civil o el franquismo "harían falta estudios históricos más concretos y objetivos, y esto sólo se podrá hacer con los años".

Un virtud más universal
Martínez Sistach ha recordado que los obispos catalanes ya pidieron perdón en 2005 en un documento pastoral y ha señalado que este perdón "se refiere a todos los tiempos, a los más recientes, al periodo franquista y a todos". Tras recordar que "la Iglesia católica también ha hecho cosas buenas", el cardenal ha dicho: "También es verdad que esta virtud de pedir perdón debería ser más universal, también se hicieron cosas muy graves por parte de otras instancias y el perdón debería ser compartido".

Beatificación de mártires
La polémica en torno a un petición de perdón de la Iglesia por su papel durante el franquismo surgió a raíz del homenaje que supuso la masiva beatificación de 522 religiosos asesinados durante la Guerra Civil, que se celebró el pasado día 13 en Tarragona. En sus declaraciones de hoy, el cardenal no ha aclarado si la próxima reunión de los obispos catalanes en la Conferencia Episcopal Tarraconense, que se celebrará la próxima semana, se abordará algún documento sobre este perdón que exigen algunas organizaciones católicas de base.

Movimientos previos
Antes de Martínez Sistach, algunos dirigentes eclesiásticos, como el abad de Montserrat, Josep María Soler, o el arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, ya se habían mostrado partidarios de que la Iglesia pida un perdón más explícito.