Este jueves dos agentes de la Guardia Civil acudieron al pueblo de Ponteareas (Pontevedra) por una supuesta agresión machista. La intervención acabó con la muerte del presunto agresor por el disparo de uno de los agentes debido a “la actitud violenta” de éste y a que atacase al otro guardia civil con un cuchillo. Más tarde se conocería que el fallecido era el batería del grupo de rock ‘Los Piratas’, Javier Fernández, conocido artísticamente como 'Hal 9.000'.

Según los agentes, actuaron en defensa propia. Aseguran que cuando llegaron al domicilio se encontraron a la mujer del músico fuera de la vivienda. Él estaba encerrado en la casa con su bebé y tenía una actitud muy violenta. Consiguieron que liberase al niño y cuando acudieron a tranquilizarle, amenazó con un cuchillo a un agente. Su compañero le disparó “apuntando a una zona no vital”. Javier Fernández murió pocas horas después en el hospital de Vigo.

La mujer del cantante,Andrea Montes, ha colgado en su cuenta de Facebook un comunicado en el que niega esta versión.  En él explica que su marido no era un maltratador y que sufría “un trastorno bipolar que estaba perfectamente controlado desde hace 10 años hasta que su psiquiatra tuvo la brillante idea de retirarle todo el tratamiento a pesar de que la familia le pedimos en dos ocasiones que no lo hiciese, ya que, el complicado nacimiento del bebé le había afectado”.

Sobre los hechos ocurridos en su casa, Andrea Montes insiste en que Javier Fernández “no agredió a ningún agente, hubo tensión pero no agresión. Fue también víctima de una mala práctica que desencadenó este terrible final”. La familia, según asegura la Sexta, estudia emprender acciones judiciales contra la Guardia Civil y el psiquiatra que trataba al músico por retirarle la medicación.

Mientras tanto, la Guardia Civil ha abierto una información reservada sobre el agente