El viernes 31 de agosot, el futbolista del Fútbol Club Barcelona, Gerard Piqué, ha sido denunciado por la Guardia Urbana de Barcelona por conducir sin puntos en el carnet de conducir, tal y como ha informado Cadena Ser en Cataluña.

El jugador de Barça iba con su coche por la calle del Eixample de Barcelona, cuando, sobre las 3 de la tarde, unos agentes urbanos le han dado y el alto. Al pedirle la documentación y hacer las revisiones oportunas, han podido comprobar que el futbolista estaba conduciendo sin tener puntos en el carnét.

Piqué podría enfrentarse a una multa de máximo 6.000 euros y una pena de prisión de hasta seis meses, según la reciente sentencia del Tribunal Supremo.

No es el primer incidente del jugador del Barcelona con la Guardia Urbana. En 2014, Piqué estuvo obligado a pagar una multa de 10.500 euros por una falta contra el orden público de ofensas a los agentes de la autoridad.