Grandes colas, carreras hasta el mostrador, peleas por el objeto de deseo... La taza de Chip, un personaje secundario de la película La Bella y la Bestia de Disney, que ha sacado a la venta Primark ha desatado una auténtica locura colectiva. Cuesta 5 euros pero en wallapop piden mucho más. 

Salieron a la venta el pasado 22 de mayo y en la tienda de Gran Vía de Madrid se agotaron en apenas unos minutos. En realidad se trata de una estrategia de venta de la cadena irlandesa tras el éxito de la taza en el Reino Unido. Se agotó la producción y cebó la expectativa. Antes de volver a comercializarla, tal y como explica Voz Populi, sacó unos calcetines a 1 euros para cebar el fetichismo. Llevaban el lema: "Yo también quería la Taza Chip y todo lo que conseguí fueron estos calcetines".