Como imponía la lógica aunque con el temor a cómo se desarrollasen los acontecimientos, se ha confirmado la buena noticia. Los tres bomberos españoles detenidos este jueves en la isla griega de Lesbos acusados de un presunto delito de tráfico de personas fueron puestos hoy en libertad después de que un juez determinase su inocencia.

Fuentes diplomáticas españolas han señalado a Efe que los integrantes de la organización Proem-Aid, que lleva a cabo rescates de refugiados en Lesbos, tuvieron que pagar una pequeña fianza para quedar libres tras permanecer tres días detenidos en las dependencias de la autoridad portuaria de Mitilene, la capital de la isla.

En el momento de la salida de la cárcel, la emoción de los bomberos y sus compañeros estalló, tal y como se pone de manifiesto en este vídeo subido a las redes sociales por la organización Proem-Aid.

 

Cabe recordar que estos profesionales, con sede en Sevilla, trabajan de forma voluntaria desde diciembre en la zona y que han ayudado a salvar a decenas de personas. Los tres voluntarios sevillanos, Julio Latorre, José Enrique y Manuel Blanco fueron detenidos por la policía griega al ver como se acercaban a la costa en una lancha llena de refugiados que, realmente, estaban socorriendo, tal y como hacen a diario. “Eran sobre las dos de la tarde cuando estaban en alta mar auxiliando a las personas en una lancha, que tenía un fallo en el motor y cuando las rescataron les abordó un guardacostas, que les condujo a una comisaría, donde están todavía”, han explicado desde la asociación.