La Argentina de Lionel Messi se encuentra al borde del precipicio en el Mundial de Rusia. Un sorprendente empate ante Islandia (1-1) y una abultada derrota (0-3) ante Croacia han situado a la albiceleste con pie y medio fuera del campeonato.

Una situación que tiene muchísimos culpables (mucho más allá de los jugadores), pero que una amplia parte de la afición argentina ha decidido centrar en una sola persona para simplificar la ecuación: Willy Caballero. El portero argentino, ex del Málaga que actualmente milita en el Chelsea como guardameta suplente tuvo un grosero error el jueves en el primer gol de Croacia. Esto, provocó una infinitud de insultos hacia Caballero en las redes, donde los seguidores argentinos tienen la mala fama de ser los números uno por su ingenio.

Sin embargo, muchos usuarios no se limitaron sólo a las críticas futbolísticas, sino que fueron mucho más allá. Cargaron contra todas las personas relacionadas con el portero. Un hecho especialmente lamentable ocurrió con una foto del Instagram oficial de Caballero, en la que el meta salía con sus dos hijas, a las que entre muchas lindezas les llegaron a desear que las violasen. Repugnante.

Esta es la foto en cuestión: 

Feliz de abrazarlas de nuevo @guillerminacaba @luliaraya

Una publicación compartida de Willy Caballero (@willycaba) el