Los colectivos LGTB Arcópoli, Cogam y Colegas, han inaugurado hoy la primera campaña por la igualdad de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales realizada dentro de las instalaciones del Metro de Madrid, algo que llevaban reclamando desde el pasado mes de noviembre.

La coordinadora de Arcópoli, Amanda Rodríguez, ha señalado que "es un día histórico” fruto de “la colaboración y trabajo de las entidades que llevábamos meses pidiendo esta campaña. Es imprescindible el compromiso de Metro con la igualdad LGTB y estamos muy satisfechos con el resultado”.

Se prevé que la campaña tenga un considerable impacto en la ciudad por la visibilidad que le da ser realizada en el Metro de Madrid, la segunda instalación de metro más grande de Europa y que cuenta con dos millones de usuarios diarios.

Colaboración tras la polémica
Las dos organizaciones, Arcópoli y Cogam, pertenecientes a la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (Felgtb), han trabajado directamente con los responsables del Servicio de Marketing y Marca y a la Coordinadora de Comunicación Corporativa y RSC de Metro de Madrid, especialmente después de que en el mes de enero surgiese la polémica por una circular que instaba a sus trabajadores a vigilar a homosexuales, músicos, mendigos, pedigüeños y vendedores.

Desde Arcópoli consideraron “totalmente intolerable” este hecho y se reunieron con Consejero Delegado de Metro de Madrid, Ignacio González Velayos, que les confirmó que se iba a suspender al empleado que mandó la circular así como al jefe del Servicio de Seguridad de la compañía pública.

Después de este hecho, los colectivos LGTB insistieron en que hacía falta un “compromiso real” para que se cumpliesen todos los protocolos contra la homofobia, bifobia y transfobia de Metro de Madrid así como para realizar un “lavado de imagen” de la compañía.

Desde la plataforma Arcópoli esperan que, después de esta campaña, se siga manteniendo una estrecha colaboración con Metro de Madrid para futuras actuaciones en favor de la diversidad y el respeto en la ciudad de Madrid y a través de sus infraestructuras más representativas como es el metro.