El doctor Ignacio Villa, a las puertas de los juzgados en 2012. Foto: Captura Vídeo El País El doctor Ignacio Villa, a las puertas de los juzgados en 2012. Foto: Captura Vídeo El País



Casi cuatro años después de que calificara el robo de niños durante el franquismo como “una tontería, una farsa, y un nuevo follón que está impulsando Zapatero y Garzón”, el doctor Ignacio Villa Elizaga (padre de Nacho Villa, exdirector de informativos de la cadena COPE y actual director de la manipuladísima Radio Televisión de Castilla-La Mancha), ha tenido que acudir de nuevo a los juzgados para declarar como imputado en el posible caso de un robo de bebé, el de Beatriz Soriano, nacida en la maternidad madrileña de O'Donnell en 1964.

Detención ilegal, falsedad documental y usurpación de estado civil
Fue este martes cuando el pediatra, que está imputado por los posibles delitos de detención ilegal, falsedad documental y usurpación de estado civil, acudió al juzgado de instrucción número 46 de Madrid. En su declaración, el padre de Nacho Villa tuvo que dar explicaciones sobre lo ocurrido en enero de 1964, cuando treinta y siete bebés murieron en la maternidad de O'Donnell  y en muchos de esos casos se atribuyó el fatal desenlace a una otitis -hubo hasta cinco fallecimientos por esta enfermedad en 24 horas-. Los Familiares de algunos de aquellos bebés creen que no existía tal epidemia y que los niños fueron dados en adopción a otras familias.

La familia no cree a Villa
"Estuvo una hora en la incubadora y supuestamente, después, murió. Nadie se muere tan rápido y menos de una otitis. Se creen que pueden manipularnos, pero nos hemos informado muy bien antes de venir aquí y el doctor Villa Elizaga dijo en una conversación grabada que era imposible que un bebé muriera de otitis, aunque haya mantenido ante la juez que entonces sí era factible", explicaron al diario El País los familiares de Beatriz Soriano.

Reincidente en los juzgados
Este no es el único caso por posible robo de bebés en el que Ignacio Villa está imputado. En septiembre de 2012 ya tuvo que acudir a declarar por la denuncia por detención ilegal de un bebé nacido en 1982 en la clínica madrileña de Santa Cristina, donde también trabajó. En aquella ocasión provocó momentos de gran tensión al abandonar el juzgado, ya que se encaró con un grupo de madres que denunciaron el robo de sus hijos y que le esperaban a la salida. "¡Cállese o le voy a dar una torta!", le gritó a una de ellas.

Lo que decía en 2011
Todo esto a pesar a que en declaraciones concedidas a ELPLURAL.COM en febrero de 2011, el padre de Nacho Villa asegurase que lo de los niños robados “es una tontería, una farsa, y un nuevo follón que está impulsando Zapatero y Garzón” porque el PSOE “está a la baja en las encuestas”. De hecho, el polémico pediatra se mostró convencido de que son medios de comunicación como el diario Público y periodistas de “ultraizquierda” como Enric Sopena, director de ELPLURAL.COM, los que difunden “esta falsedad de juzgado de guardia”.