Empieza a ser una forma de actuar habitual entre las filas populares aquello de que los que ocupan puestos de poder se acuerden de los amigos cuando se necesita cubrir un puesto de importancia. El propio Mariano Rajoy sabe bien cuidar a sus amigos y rodearse de ellos cuando se trata de ministros, consejeros, embajadores…

Donde llegues haz lo que vieres, dice el refranero español, y esto es lo que parece que aplicó José Antonio Monago mientras fue el presidente popular de Extremadura: cuidar siempre de los más cercanos y ayudarles a llegar allí donde quieran en su carrera.

En esta ocasión la historia es la siguiente: un marido que se jubila, su esposa que llega a ocupar su puesto y, ya de paso, un profesor de pádel que alcanza su sueño de ser diputado. Pero vayamos por partes.

De marido a mujer

Este lunes, tal y como avanzó ELPLURAL.COM en mayo de este año, se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado el nombramiento de la nueva directora del Museo Nacional de Arte Romano de Mérida. El Ministerio de Educación, Cultura y Deportes ha decidido que el puesto sea para Trinidad Nogales Basarrate, funcionaria del cuerpo de Conservadores de Museos y consejera de Educación y Cultura de la Junta de Extremadura entre 2007 y 2011. 

Hasta aquí todo normal hasta que empezamos a mirar los lazos familiares.

Publicación en el BOE del nombramiento de Trinidad Nogales como directora del Museo Nacional de Arte Romano de Mérida. BOE

Hasta este momento, el director de este museo era José María Álvarez, una de las personas más influyentes y conocedoras de la cultura de Mérida. Con Álvarez jubilado, el Ministerio de Cultura inició la búsqueda de un sustituto ofertando la plaza para los “funcionarios del grupo A1 pertenecientes a la Administración General del Estado, Autonómica y Local”, pero también para el “personal docente universitario”.

Entre todos ellos, la agraciada con el puesto y los 22.496,32 euros de complemento específico no ha sido otra que Nogales, la mujer del directo jubilado. Todo queda en familia.

Y todavía podemos dar un paso más en esto de cuidar a los próximos dándoles un empujoncito, un paso que nos lleva hasta ver al profesor de pádel de Monago convertido en diputado.

De profesor de pádel a la política

Antes de su nombramiento, Nogales era diputada del PP y decimos era porque el pasado 27 de febrero presentó la renuncia a su acta en la Asamblea de Extremadura. Según explicó Nogales, “cuestiones profesionales y personales” le impiden ejercer a la vez y “con la debida dedicación” las funciones de diputada y su nuevo cargo en el museo.

Con su salida, su puesto en la Asamblea extremeña pasó a ser ocupado por el siguiente en la lista: Francisco Javier Risquete. Y ¿quién es Risquete? El profesor de pádel de Monago hasta octubre de 2011.

En ese año, Risquete empezó una carrera ascendente. Monago lo contrató como asesor del director general de Deportes con un sueldo mensual de 3.500 euros en 14 pagas, tal y como pudo saber ELPLURAL.COM.

En la anterior legislatura, la más corta de la historia, Risquete llegó a la Asamblea. En la actual se quedó fuera, pero era el siguiente en la lista. Tras la dimisión de Nogales, el 9 de marzo de 2017, Risquete juraba su cargo. “Hoy empiezo una etapa ilusionante con muchas ganas de trabajar por Extremadura jurando el cargo como Diputado de la Asamblea de Extremadura por el grupo Parlamentario Popular con unos magníficos compañeros”, dijo.