Bankia era el cuarto banco del país, pero se gestionaba como una entidad propia de una república bananera, como ha quedado demostrado con las preferentes, los altos sueldos y excesos de sus altos cargos, las tarjetas de crédito opacas a Hacienda o lo que se ha conocido este lunes. Según adelanta El Mundo, el director general financiero, Ildefonso Sánchez Barcoj, en la etapa de Blesa y Rato, solicitó en nombre de otro directivo una tarjeta black.

Francisco Verdú negó que pidiera la tarjeta
La firma que aparece en la solicitud formal de la tarjeta, con fecha de 17 de febrero de 2012, que supuestamente había hecho el consejero delegado de Bankia, Francisco Verdú, corresponde en realidad a la de Ildefonso Sánchez Barcoj.

Verdú negó el pasado viernes al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu que él hubiera solicitado la tarjeta black y rechazó que la firma que aparece en el documento de petición fuera la suya, pero no aclaró a quién correspondía.

La firma es de Sánchez Barcoj
Según ha podido comprobar el citado diario, a partir de los documentos del sumario del caso Bankia, es la firma de Sánchez Barcoj la que aparece en el escrito. Un exmiembro del consejo de administración de Caja Madrid ha asegurado que “la firma en nombre de Verdú es sin duda la de Ildefonso Sánchez Barcoj”.

El exresponsable financiero de la entidad también firmó la solicitud formal de la tarjeta black para el expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, también el 17 de febrero de 2012, pero en el caso del exministro éste sí quería disponer de la misma, por lo que la suplantación de Verdú es más escandalosa, ya que éste no la había solicitado.

El exfinanciero responsabilizó de las black a presidencia
Sánchez Barcoj negó ante el juez su responsabilidad en las tarjetas black y afirmó que sólo seguía órdenes de “presidencia”. Según dijo, “es rotundamente falso que haya intervenido en la creación de las tarjetas, oportunidad de su uso, determinación de las personas a las que debía asignarse, límite económico anual y la forma con que habrían de ser utilizadas”.

Rato, sin embargo, declaró que fue Sánchez Barcoj quien le entregó a él la tarjeta al llegar a Caja Madrid en 2010.