El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha concluido su investigación sobre la contabilidad paralela elaborada por el extesorero del PP, conocida como los papeles de Bárcenas, y ha dado por probada la existencia de una caja de dinero B en la formación que sustenta al Gobierno de España.

Ruz ha elaborado un auto de 190 páginas notificado hoy lunes en el que propone juzgar  a los extesoreros del PP Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta y al exgerente del partido Cristóbal Páez, y considera asimismo al partido responsable responsable de un delito fiscal por haber evadido los donativos ilegales del año 2008, el único que aún no había prescrito.

Reforma de la sede
También solicita juzgar a los responsables de Unifica, el estudio de arquitectura al que el PP contrató para reformar su sede de la calle Génova 13, en Madrid, y que pagó con 1,7 millones de euros que se ocultaron a Hacienda.

‘Mordida’ de Toledo
Aparte, Ruz ha abierto otra pieza separada que envía a los juzgados de Toledo, acerca de la investigación de la famosa ‘mordida’ de 200.000 euros en la adjudicación a la empresa SUFI del contrato de basuras de Toledo. Según Bárcenas, ese contrato era la recompensa por la donación ilegal que se hizo a la campaña electoral de María Dolores de Cospedal para que fuese presidenta de Castilla-La Mancha.

Prevaricación
El juez cree que “en el momento presente” no hay “elementos indiciarios suficientes” para poder actuar contra personas aforadas, como es Cospedal, por lo que no envía la causa al TSJCM sino a los juzgados ordinarios. Ruz cree que hay delitos de prevaricación en los pagos de SUFI.