"La caída de Alfonso Grau es el golpe más duro que ha sufrido Rita Barberá en sus 24 años en el gobierno..., por primera vez ha sufrido un bombazo en su línea de flotación". Los grupos de la oposición en Valencia contemplan no sin cierta perplejidad la caída de Alfonso Graus, vicealcalde de la ciudad, como si estuvieran asistiendo a lo imposible, lo que da idea del control que el PP ha ejercido sobre la vida política valenciana: "Es la primera vez que Rita sufre", rematan.



Durante 19 años, Rita evitó los debates.., Grau los mantenía por ella
Pero quizás nada sea más claro del papel de Grau para Rita Barberá, del peso que para ella tenía el dimitido vicealcalde, que un dato que debiera sonrojar a sus protagonistas: en los últimos 19 años la alcaldesa de Valencia no ha intervenido ni una sola vez en los debates sobre el estado de la ciudad que se han producido en el ayuntamiento. En todos ellos quien contestaba a la oposición era Alfonso Grau. Incluso cuando Rita se explayaba con algún concejal de la oposición, nunca tenían los aludidos a interpelarla... Ahí estaba Grau para cortarlo.

Una persona que conoce, porque la ha vivido en primera persona, el control del que hablamos, y del papel del vicealcalde dimitido, apunta a este periódico que "Grau era una especie de 'superconcejal' político que asumía la única voz del PP en cualquier tema que tuviera peso..., de hecho, en todos los debates de importancia, aunque se interpelara a otro concejal, era él quien asumía todas las intervenciones".



Todo en el ayuntamiento, bajo su control
No sin ironía, y como prueba de que no pasaba nada sin que él lo controlara, nos dicen que "al final, a Grau le ha pasado un poco como a Al Capone, que después de todo lo que hizo cayó por delito fiscal...". Quieren decir con esto que aunque jamás le han imputado por ellos porque nunca se ha podido demostrar su participación, "todos en Valencia saben de su enorme influencia en lo que sucedía en Emarsa o en los asuntos Feria de Valencia". Sólo en 'el caso de la Fórmula  1' se deja en Valencia a Grau fuera de la línea de capacidad de influencia.

En el mismo sentido nos dicen que "todas las grandes operaciones de tipo económico que se realizaban en el ayuntamiento estaban bajo su control...". Y con quienes hablamos nos recuerdan en este sentido que "Grau, por encima del concejal de urbanismo, ha sido quien se ha reservado para su control los grandes proyectos urbanísticos...".