Para que después digan que las estrellas del fútbol no opinan de política. En realidad, José Mourinho estrella como jugador no llegó a ser nunca, pero como entrenador ha superado a la gran mayoría de futbolistas a los que ha dirigido.

Ante las elecciones presidenciales de Portugal de mañana domingo, el ex inquilino del banquillo del Oporto, Chelsea, Inter de Milán y Real Madrid, ha mostrado sus preferencias. Su favorito y por el que apuesta para que de las urnas salga en 24 horas como nuevo presidente de la república es... el conservador Rebelo de Sousa.

En un vídeo dice que es la primera vez que decide apoyar a un candidato político y que en esta ocasión lo hace porque "le conozco como persona y como político". A su juicio, esta declaración a favor de uno de los aspirantes es necesaria por el delicado momento por el que atraviesa su país debido a la crisis económica.

[youtube]https://youtu.be/pWoqVv1WpGo[/youtube]

Mañana los portugueses están llamados a las urnas para elegir al sucesor de otro conservador, Aníbal Cavaco Silva, que ha agotado el plazo máximo que le permite la ley para permanecer como presidente.

Como suele suceder en el caso de Mourinho, también en esta ocasión parece que apuesta por caballo ganador, puesto que los últimos sondeos vaticinan un respaldo mayoritario (más del 56%) por parte de sus compatriotas a Marcelo Rebelo de Sousa. A él se enfrentan los socialistas António Sampaio da Nóvoa y Maria De Belém, aunque las encuestas los sitúan muy lejos del primero.

Si se confirman estos datos, mañana mismo Portugal tendría nuevo presidente conservador, puesto que no sería necesaria una segunda vuelta. Mourinho, desde luego, lo tiene claro.