El portavoz y responsable del área de Organización de la Comisión Gestora del PSOE, Mario Jiménez, se ha referido al término de la sesión de investidura a la votación en el seno del Grupo Parlamentario Socialista y ha señalado que “al final el resultado ha estado dentro de las previsiones que teníamos” al haber sido “seis militantes socialistas” los que han “roto la disciplina de voto”, ya que el resto han sido independientes y militantes del PSC “sobre los que el PSOE no tiene –digamos- jurisdicción”. A su juicio, la posición de los miembros del Partido de los Socialistas de Cataluña “conecta más con otras circunstancias que tienen que ver con la evaluación absolutamente imprescindible que procede hacer de la relación que venimos manteniendo las dos organizaciones”, tras el pronunciamiento del Consell Nacional del PSC.

Jiménez se esforzó en diferenciar entre el caso de los independientes que han votado 'no', y “sobre los que el partido evidentemente no tiene ninguna capacidad”. En todo caso emplazó a que se produzca la certificación del voto de los miembros del Grupo Socialista y se traslade esta información a la comisión gestora. “A partir de ese momento, con toda tranquilidad, con sosiego y pensando en lo mejor para la organización y para el trabajo que tiene que hacer a partir de ahora el Grupo Parlamentario Socialista, la dirección del partido tomará sus decisiones”, concluyó.