Si hay algo que Arias Cañete sabe hacer es irse por las ramas cuando los temas son incómodos, y no duda en mostrarse a sí mismo como todo un ejemplo de osadía, como cuando le preguntaron por la recomendación de la FAO de alimentar con gusanos a las personas para combatir el hambre y el ministro más rico del Gobierno español respondió que él los ha comido y que “fritos y pequeñitos no son desagradables”. Pues bien, algo parecido ha hecho al contestar sobre la emigración forzosa de muchos jóvenes españoles y la actual cifra de paro juvenil, del 54,3%. Ha dicho que es "una experiencia enriquecedora" y que él mismo lo ha sufrido al tener que dejar España para ser… eurodiputado durante 13 años.

Jerez mejor que Bruselas
“Yo he estado trece años de parlamentario europeo, parlamentario es verdad, pero he estado viviendo 13 años fuera de casa”, ha dicho el ministro en el programa El Objetivo, de Ana Pastor, en laSexta. Cuando la entrevistadora le ha señalado que no es lo mismo ser europarlamentario que un ingeniero que tiene que irse de España a trabajar en lo que sea,  Miguel Arias Cañete no se ha movido un ápice de su argumento: “Si usted me preguntara donde quisiera vivir, si en Bruselas o en Jerez, yo no lo dudo. Yo había dicho: no me iré a vivir a Madrid, salvo que me hagan ministro porque pensé que no me harían ministro nunca…”. Esto sí es tener cuajo.

Lo que cobra un eurodiputado al mes
Claro que hay diferencia entre un joven ingeniero forzado a marcharse de España por la crisis y un eurodiptuado, cuyo salario bruto al mes es de 7.956,87 euros, que libre de impuestos se queda en 6.200 euros. A esto hay que añadir los 4.299 euros al mes que reciben para los gastos corrientes de oficina, los 304 euros en dieta diaria que cobran por sesión parlamentaria y los hasta 19.709 euros mensuales que tienen asignados para la contratación de colaboradores.

La emigración de ahora no es como la de los 60
El ministro obvió estos datos y a pesar de la insistencia de la presentadora de El Objetivo sobre la tragedia de miles de jóvenes españoles forzados a marcharse, Arias Cañete no se inmutó ni un segundo dando buena fe que de Rubalcaba no está equivocado cuando dice que "el PP no conoce a la gente que golpea con sus políticas".

Arias Cañete se dio por satisfecho de que la emigración de los jóvenes ahora “afortunadamente no está siendo como la gran emigración que tuvimos en los años 60 a Alemania”, porque “es una emigración distinta, con gente más cualificada y que se va situando mejor en los países de destino. Es muy apreciada la laboriosidad de nuestra gente”.

La libre circulación de personas
El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente destacó, además, que salir del país les vale de mucho a los jóvenes porque “volverán más preparados, vendrán con idiomas, que es muy importante en este mundo el conocimiento de lenguas”. Y luego: “Piense que estamos en la Unión Europea, en la UE hay una cosa que se llama la circulación libre de personas y de trabajadores”.

Irte al exterior te cambia la vida
“Muchos jóvenes dicen que si pudieran se quedarían en España”, le espetó la presentadora. Eso por supuesto, le respondió Arias Cañete. “Calidad de vida donde hay es en España, no nos engañemos. Aquí se vive más alegre. Este es un país donde se vive mejor con menos dinero, además”. Eso sí que es irse por las ramas.

“Las experiencias en el exterior son enriquecedoras, conocer otras culturas, te hace ser más tolerante, conocer otras civilizaciones, otras religiones. A la gente le cambia la vida. Aunque sea por obligación, uno tiene que vivir en el país al que va”, continuó Arias Cañete.

¿Emigrantes ,si; inmigrantes, no?
No pensaba lo mismo Arias Cañete en 2008 sobre las maravillas de emigrar cuando cargó contra las personas que vienen a España a ganarse la vida.  Son memorables sus frases dichas entonces para criticar la falta de preparación de los inmigrantes: "Ya no hay camareros como los de antes... aquellos maravillosos que teníamos, que le pedíamos un cortado, un nosequé, mi tostada con crema, la mía con manteca colorada, cerdo, y a mí uno de boquerones en vinagre y venían y te lo traían rápidamente y con una enorme eficacia".  El ahora ministro cargó contra los inmigrantes, que  han descubierto "la grandeza del sistema sanitario español" y colapsan las Urgencias.


El polémico ascenso de su hija

El ministro de Medio Ambiente no se inmuta fácilmente. Lo demostró una vez más en septiembre pasado, cuando saltó el escándalo de la promoción de su hija en la dirección general de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, un caso de nepotismo que se paró por la polémica generada. Arias Cañete dijo que su hija “se quedará como está y feliz” porque no tiene grandes ambiciones, ya que conoce “lo dura que es la vida política, lo ha visto en las carnes de su padre” y luego cargó contra exministras socialistas “sin estudios”.

Báñez llamó al 'exilio' de los jóvenes "movilidad exterior"
Arias Cañete no ha sido el único en pretender restar importancia a la masiva salida de jóvenes al extranjero, la ministra de Empleo y Seguridad Social , Fátima Báñez se refirió a este fenómeno social como “movilidad exterior” y dijo que van a buscar “oportunidades laborales y formativas” porque son “aventureros”. Unas afirmaciones que le valieron las críticas de la bancada socialista en el Congreso en varias ocasiones, entre ellas, de la diputada Patricia Hernández, colaboradora de ELPLURAL.COM, que acusó al Gobierno de no “tener alma ni vergüenza”.