A partir de saber que la candidatura estaba derrotada, y verse el tamaño de la derrota, comenzó a producirse la situación que se dice que se produce cuando se hunden los barcos... O sea, que algunos procuraron abandonar. Es fácil identificar quiénes si se tiene un poco de memoria.

"Detalles feos" para empezar, por el traje
Tras la exposición de la candidatura, cuando aún algunos se veían de vencedores incluso en la primera ronda, todos iban desfilando, incluso esperando haciendo cola, para pasar delante de los micrófonos de TVE y de Telemadrid. Tras la derrota, sin embargo, empezaron los 'detalles feos'. Detalles que han criticado, por groseros, no pocos de los miembros de la delegación de Madrid 2020.

Casi todos los protagonizó la alcaldesa de Madrid, que, no hay que olvidarlo, era quien se presentaba al concurso. Lo primero que sorprendió en la delegación fue el cambio de atuendo con el que se presentó en la rueda de prensa 'postmortis', cuando había que hacer frente a la debacle. Es verdad que el traje rojo ajustado no era lo que más favorecía la figura de Botella de la alcaldesa, pero los demás que subieron a la tarima para hacer frente a la situación lo hicieron conforme al traje reglamentario.

'No refreshing' café con leche tras la derrota
Pero eso hubiera quedado en un gesto menor si después, quién era la responsable primera de la candidatura, hubiera asumido algo de responsabilidad. Pero no. Ella apareció allí como uno más. Ante los periodistas habló tan sólo Alejandro Blanco. Ana Botella andaba por allí, poniendo gestos, pero como si se tratara de uno más. Ni una palabra pública de consuelo para la delegación. Es sabido que sus palabras no son 'relaxing', pero esta vez ni siquiera lo intentó para sorpresa de todos.

Pero lo que ya no entendió la gente de Madrid 2020, ni la comitiva gigante que les acompañaba, fue el abandono que hizo de todos, COE, delegados, concejales, deportistas, periodistas..., para, como una marquesa, volverse en el avión en el que regresaban el Príncipe y Rajoy. Algo, desde luego, que le aseguraba evitarse la prensa a la llegada de Madrid.., pero que daba la impresión de convertirla en uno de los seres que abandonaban primero el barco que se hundía.

Ignacio González con Florentino
Es verdad que Ignacio González y Lucía Figar de alguna manera la imitaron y también escaparon en un avión diferente al de la delegación. Ellos se escaparon en el avión de Florentino Pérez... No dejó de ser comentado, pero ellos no eran 'el bebé en el bautizo', ni los 'novios en la boda', ni...  'los muertos en el entierro'. Ana Botella sí. Quizás incluso sobre todo sea lo último.