El presidente de Extremadura, José Antonio Monago, ha pedido la destitución del delegado del Gobierno en la región, Germán López Iglesias, por no haber desalojado a las familias desahuciadas acampadas frente a su chalé desde hace más de dos meses.

No le invitan a los actos institucionales y del partido
El delegado del Gobierno habría hablado con el Ministerio del Interior para tramitar la queja de Monago, pero desde el Ejecutivo habrían rechazado actuar en este caso. Atado de manos, López Iglesias no ha podido hacer más y en Extremadura Monago no se lo ha puesto fácil y su situación es bastante incómoda, ya que estaría sufriendo el desprecio de altos cargos de la Junta y del PP extremeño,  que no le incluyen en los actos institucionales y del partido, según adelanta Público.

Génova interviene recolocando a López iglesias
Desde Génova, la cúpula popular, que no es ajena a la situación, ha optado por pedir al alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso, que cuente con López Iglesias como número dos para la lista de las elecciones municipales del 24 de mayo.