[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"24589","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-322311","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"645","height":"320","alt":"El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso \/ EFE"}}]] El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso / EFE



El niño enfermo de difteria en Olot (Girona) después de que sus padres no le vacunaran sigue causando reacciones y controversias. Por un lado, los controles en su entorno próximo han detectado a ocho portadores asintomáticos de la bacteria pero vacunados y que no han desarrollado la enfermedad, aunque como medida preventiva se les han recluido en sus casas mientras reciben tratamiento con antibiótico. Por otro sigue el debate en torno a la obligatoriedad de las vacunas en niños y en este sentido la Asociación Española de Pediatría (AEP) se ha mostrado hoy contraria a que los padres estén obligados por ley a vacunar a sus hijos, pero sí ha considerado necesario que aquellos que se nieguen firmen un documento de no aceptación de la vacunación en el que reconozcan su responsabilidad.

Responsabilidad paterna...
En torno a este debate la Defensora del Paciente, Carmen Flores, advirtió en declaraciones recogidas por el diario Levante que los padres que se niegan a vacunar a sus hijos "pueden incurrir en un delito puesto que el menor no puede decidir" pero también apeló a la responsabilidad de la administración, en concreto, del Ministerio de Sanidad, "cuando decide eliminar una vacuna y, en cambio, hay médicos que la recomiendan y la administran, y hay padres que sí quieren que se la pongan a sus hijos".

... pero también del ministerio: "Se han retirado vacunas"
Precisamente Flores envió una carta al ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, reprochándole que criticara a los padres de Olot cuando está negando determinadas vacunas que han quedado fuera del calendario de vacunación o han sufrido problemas de abastecimiento como en el caso de la meningitis B o la varicela. "Creemos que no ha pensado bien lo manifestado, máxime cuando se han retirado vacunas necesarias a las que no pueden acceder los padres o por lejanía o por falta de medios para adquirirlas", recuerda Flores al ministro.

 

Esperar año y medio
Precisamente el ministro ha tenido que abordar la cuestión después de que la Generalitat catalana anunciara de que ampliarán por su cuenta a otras enfermedades el calendario de vacunas obligatorias y gratuitas, asumiendo su coste, si el Gobierno central no aprueba financiarlas, en alusión a vacunas como la del meningococo, el neumococo o la varicela, según ha recogido EFE. Alonso ha insistido en que la vacuna del neomococo volverá antes de diciembre de 2016 y las comunidades que se adelanten tendrán "nuestro apoyo". Mientras, sobre el meningococo Alonso ha relatado que el Gobierno ha decidido autorizar su venta en farmacias cuando se cumpla un trámite que "quizá llevará un par de meses" y que en relación con la de la varicela, el Ministerio está recabando la información con expertos sobre si aplicarla ya desde bebés o se mantiene la vacuna a los 12 años.