La dirección 'popular' está en una lucha, evidentemente coordinada, por negar un hecho: la magistrado-juez del Juzgado de Instrucción nº 32 de Madrid, Rosa María Freire, ha ‘imputado’ al PP como tal por la destrucción de los discos duros de los ordenadores de Luis Bárcenas. Y escribimos ‘imputados’, entre comillas, porque esta figura ya no existe con la reforma de la Ley Procesal, y ha sido sustituida por el término ‘investigado’.



El bosque que no deje ver los árboles
Una circunstancia ésta de terminología que los ‘populares’ han comenzado a usar de inmediato a modo de ‘árbol’ a partir del cual plantar el bosque en el que quieren esconderse, saliendo ante los medios de comunicación a repetir y repetir una mentira descaradamente y, como decimos, de manera coordinada. Esa mentira es que el PP no está ‘investigado’, como tal, es decir, ‘imputado’, en el caso de la destrucción de los discos duros de los ordenadores de Bárcenas.

Los dos últimos que han repetido la mentira en sendas entrevistas este martes a primera hora han sido Fernando Martínez-Maillo -vicesecretario general de Organización del PP, y de facto su actual portavoz- y nada menos que el propio Mariano Rajoy. Los dos, coordinadamente, han dicho que “el PP no está investigado ni imputado”. Simplemente mentira.

Lo que dice la juez
Y vamos a los hechos, recordando que ahora en cualquier documento judicial, cuando se lea ‘investigado’ debe entenderse ‘imputado’.

La diligencia previa que hizo pública la juez Freire (que se puede leer completa en este enlace) es meridianamente clara. La magistrado, después de exponer los antecedentes y los fundamentos jurídicos dice -reproducimos la captura de este párrafo- lo siguiente: “Dese traslado de la querella a los querellados -Carmen Navarro (recordamos actual tesorera ‘popular’) y Partido Popular y cítese a declarar a CARMEN NAVARRO FERNÁNDEZ-RODRÍGUEZ en calidad de querellada-investigada…”.



 

Es decir, la tesorera actual ‘popular’ está ‘imputada’. Y como se ve, en la misma frase, la juez sitúa en idéntico nivel que a ella, a su partido, el PP. Es más, escribe en el párrafo siguiente, -como también se ve en la captura que reproducimos- “Requiérase al Partido Popular, a través de su representación procesal (es decir, sus abogados), para que identifique los responsables del departamento de informática que llevaron a cabo el formateado o destrucción de los discos duros…”.

Las razones de una mentira
¿Por qué están tan preocupados en el PP por esta decisión de la magistrada, y han lanzado esta campaña de ‘desmentir’ la evidencia, que el PP sí está ‘investigado’ (imputado)? Precisamente por la nueva ley Procesal, que no sólo ha ‘desterrado’ la palabra ‘imputado’. Sino que también ha incluido, como le recordaba en una circular, nada menos que la Fiscal General del Estado a los fiscales de todo España, un cambio más: los partidos políticos y sus ‘entornos’ ya son también penalmente responsables.



Pero naturalmente, al final no es ‘el partido’ como tal, un ente, el que tiene que comparecer y responder a las ilegalidades, sino aquellos a quienes por los estatutos de ese partido es responsable de las acciones que lleva a cabo el partido. En este caso, el PP. Y los estatutos del PP, un partido presidencialista como ninguno otro en España, son muy claros sobre quiénes son los que toman las decisiones…, evidentemente, entre otros, quienes han salido este martes mismo a desmentir que el PP es un partido ‘investigado’. Ya saben, lo que antes se llamaba, ‘imputado’.