Los diputados de Amaiur han exhibido este miércoles al comienzo del pleno del Congreso carteles en favor del acercamiento de presos etarras y culpando al Gobierno de la muerte, hace unos días, en su celda del preso de ETA Arkaitz Bellón. El presidente del Congreso, Jesús Posada, les ha tenido que llamar al orden hasta en dos ocasiones y al final ha perdido las formas cuando el portavoz de Amaiur, Mikel Xabier Errekonto, se ha acercado a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, para entregarle una carta. “Tíralo, tíralo, coño”, se ha podido escuchar a Posada.

Pancartas por el acercamiento de presos
Ha ocurrido en el inicio de la sesión de control al Gobierno en el pleno del Congreso, el primero de carácter ordinario del nuevo periodo de sesiones. Los diputados de Amaiur han sacado varias pancartas, una de ellas escrita en vasco, donde podía leerse "Euskal presoak Etxera" ("Presos vascos a casa"). Otras, en castellano, tenían proclamas en favor de los derechos humanos y la paz, así como sobre la muerte del preso de ETA Arkaitz Bellón: "Bellón muerto, Gobierno responsable", rezaba uno de los carteles, informa EFE.

El portavoz ha entregado una carta a Sáenz de Santamaría
Posada les ha llamado al orden una primera vez, con el aviso de que a la tercera tendría que expulsarles del hemiciclo, y ha tenido que hacerlo en una segunda ocasión, después de lo cual los diputados de Amaiur han recogido sus carteles y se han sentado en sus escaños.

"¡Tíralo, tíralo, coño!"
Antes, mientras los diputados de Amaiur mostraban los carteles, el portavoz del Grupo, Xabier Errekondo ha bajado hasta el escaño de la vicepresidenta para entregarle la misiva. Una vez que los parlamentarios han puesto fin a su protesta se ha escuchado a Posada decir: "Tíralo, tíralo, coño", mirando hacia el banco que ocupa el Gobierno.

En un primer momento, Sáenz de Santamaría ha cogido el documento, pero luego ha pedido a Errekondo que utilice los cauces oficiales para hacer llegar su misiva a La Moncloa.