“Durante esta legislatura ha habido decenas, decenas y decenas de personas públicas y privadas que han sido atendidas en la sede del Ministerio por razones de seguridad, algunas por mí mismo y otras por mis más estrechos colaboradores”. Tal y como recuerda Público.es, así trató de justificar el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, su reunión con el imputado expresidente de Bankia, exdirector gerente del FMI y exvicepresidente del Gobierno de José María Aznar, Rodrigo Rato.

Doble rasero
Atención personalizada que Rato habría recibido por parte del ministerio del Interior a diferencia del trato mostrado hacía Pilar Manjón, presidenta de Asociación 11-M Afectados del Terrorismo, a quien se ha atacado sin compasión sin que nadie del Gobierno se haya dignado a escucharla.

De hecho, el PP no movió un dedo, ni Interior tampoco, cuando Luis Gutiérrez, secretario de Organización de las Nuevas Generaciones del Partido Popular de Majadahonda le dedicó, tal vez, el mayor insulto que podía hacerle a Manjón, al dudar de que su hijo fuera en uno de los trenes del 11-M.

“Lo de Pilar Manjón es infame. Cada día dudo más que el hijo de esa tipeja fuese el 11 M en 1 tren… deplorable su actitud”, escribió Gutiérrez en su perfil de Twitter en marzo de 2012. Tras ese comentario, el joven eliminó su comentario de la red social y escribió otro en el que se retractaba y desvinculaba a su partido de su mensaje. El asunto se zanjó con un comunicado desde Nuevas Generaciones del PP en el que se censuraba la actitud de su afiliado y anunciaba que se abriría un expediente interno, pero Gutiérrez siguió participando en la actividad política del partido, según denunció la propia Manjón.

“Eres una puta zorra”
Cabe recordar que a comienzos de este año, Pilar Manjón tuvo que volver a acudir a los medios de comunicación para denunciar públicamente el acoso intolerable que sufría en internet, y fue a la Policía para denunciar mensajes de este estilo: “Eres una puta zorra oportunista que brinda con quienes desmembraron a tu hijo”. Desde el Ministerio del Interior no hubo ninguna actuación ni tampoco por parte de la Justicia.

Y es que la proactividad del ministro en torno a los comentarios vertidos en Twitter respecto a Rodrigo Rato choca frontalmente con la pasividad que el Gobierno del Partido Popular y la Fiscalía siempre han mostrado ante los reiterados insultos y amenazas que recibe a diario la presidenta de la presidenta de la Asociación 11M Afectados del Terrorismo.

Teme su asesinato
A este respecto, Pilar Manjón lo dejó claro el pasado mes de junio en ELPLURAL.COM: “Cuando el otro día agredieron a Gaspar Llamazares, pensé que a mi me va a pasar eso. Me van a agredir. Estoy convencida. Estoy harta de locos. Hartísima de locos”. A lo que añadió: “Cada día tengo más claro que van a ir por mí. En cualquier momento. Han azuzado mucho a los yihadistas, diciéndoles que yo soy la que les obliga a expatriarles de España cuando salen de la cárcel. Esto debería ser secreto de sumario, pero lo hacen público. Ahí están los yihadistas, y por otra parte la derecha y la ultraderecha”.

Consciente del peligro que asume, de la indefensión que padece por parte de las instituciones, y tras desistir de presentar más denuncias que siempre acaban en papel mojado, Manjón procura tener cuidado. “Casi siempre miro para atrás. Sigo haciendo lo que me enseñó la policía (cuando tenía escolta), como no sentarme nunca de espaldas a una puerta”, dice la presidenta de la Asociación 11M Afectados del Terrorismo, feliz de vivir sola, porque “si alguien llama a mi puerta sólo me van a encontrar a mí”.