Pablo Casado anda presentado a sus fichajes de cara a las elecciones generales. Este miércoles, en Barcelona, tocaba Cayetana Álvarez de Toledo, que vuelve al Partido Popular que abandonó por su desprecio político hacia Mariano Rajoy, y a la que Casado comparó ni más ni menos que con el “crack” del Barça, Leo Messi, por tener nacionalidad y acento argentino, pero sobre todo porque no habla catalán.

Casado, como sus adversarios de la derecha, está fichando a diestro, pero no a siniestro para sus listas, desempolvando a viejas glorias del aznarismo. Aunque pocas han causado tanta polémica como la de Cayetana Álvarez de Toledo, a la que ha lanzado en paracaídas sobre las listas por Barcelona del Partido Popular, sobrevolando por encima de Dolors Montserrat o Andrea Lévy.

[related:1]

Álvarez de Toledo no sólo no habla catalán, además hace gala de ello y lo utiliza como carta de presentación, con la esperanza de que las críticas, según ella, demuestren el “proyecto xenófobo” de los nacionalistas catalanes. Aunque, tras las críticas, ha llegado a decir que alguna palabra entiende porque sus hijas son hijas de un catalán.

En su presentación de este miércoles, Casado no ha evitado la polémica y también le ha sacado partido, comparando a su fichaje con la estrella del Barça, Leo Messi. Álvarez de Toledo tiene nacionalidad francohispanoargentina y un marcado acento porteño. De hecho, en un colegio elitista le pilló el golpe de Estado del 23-F, que para ella fue menos grave que el procés independentista.

[related:2]

Con esos mimbres, Casado se dirigió a “aquellos que hablan de acentos o idiomas” para recordarles que su candidata está a la altura del astro del fútbol. No sé si a Messi le pidieron hablar catalán, pero Messi es un crackNosotros tenemos a nuestra Messi, con el mismo acento, siendo la mejor y siendo la que más goles va a marcar en esto de la política”.

La propia Álvarez de Toledo también se apoyó en la polémica para presentarse en Barcelona.  “Soy una española que se presenta a unas elecciones generales españolas por una provincia española”, insistió, para señalar que “no tengo que pedir permiso a nadie para defender la España constitucional desde Cataluña o cualquier otra comunidad autónoma. Cada centímetro cuadrado de España pertenece a todos y cada uno de los catalanes y cada centímetro cuadrado de Cataluña es de todos los españoles”. “Madrid es tan vuestra como Barcelona mía”, remachó.

[reletad:3]

Sobre sus limitaciones con el catalán, Álvarez de Toledo dijo que no acepta ninguna distinción ni tampoco por motivos de lengua”. “Tengo acento porteño, que es difícil de disimular ni tampoco quiero. Fui apátrida hasta los 18 años. Esto es lo que somos tantos de nosotros: individuos, mezclas de identidades, que no queremos ser catalogados con colectivos identitarios para enfrentarnos unos con otros”, presumió.