Cabecera de la manifestación contra la Ley de protección de la seguridad ciudadana, conocida como "ley mordaza", convocada el mismo día en varias ciudades españolas, y cuyo recorrido finaliza ante la Subdelegación del Gobierno, hoy en Barcelona. EFE Cabecera de la manifestación contra la Ley de protección de la seguridad ciudadana, conocida como "ley mordaza", convocada el mismo día en varias ciudades españolas, y cuyo recorrido finaliza ante la Subdelegación del Gobierno, hoy en Barcelona. EFE



Miles de personas se han manifestado este sábado en varias ciudades contra la conocida como ley mordaza, impuesta en el Congreso gracias a la mayoría absoluta del Partido Popular.

Una ley contra los derechos constitucionales
La convocatoria, realizada por la Plataforma No Somos Delito con el apoyo de diversos movimientos sociales, tiene como objetivo exigir al Gobierno la retirada de esta reforma, que podría estar vigente a partir de los primeros meses de 2015.

En un comunicado los organizadores han argumentado que esta ley "es un ataque directo a derechos fundamentales recogidos en nuestra Constitución como la libertad de reunión o libertad de expresión, restringiendo su libre ejercicio con la aplicación de multas desproporcionadas que van desde los 100 hasta los 600.000 euros". Según subrayan, la seguridad ciudadana "no es uno de los principales problemas que preocupa a la ciudadanía según reflejan las encuestas de los organismos públicos".

En Madrid, fuerte presencia policial
La marcha en Madrid se ha iniciado en la Plaza de Ópera y ha continuado por la calle Arenal, la Puerta del Sol hasta la Plaza de Callao. En Gran Vía una decena de furgones policiales han impedido que los manifestantes cortaran la avenida, por lo que han regresado a la Puerta del Sol, donde han leído un comunicado.

Barcelona: "Ninguna mordaza nos hará callar"
En Barcelona, miles de personas han marchado por el centro de la ciudad para expresar su rechazo a la  ley Mordaza. Tras una pancarta con el lema "Ninguna mordaza nos hará callar. Defendamos nuestros derechos", la marcha ha partido de la plaza Universidad de Barcelona y ha recorrido las calles del centro de la capital hasta la delegación del Gobierno.

Los manifestantes, entre los que figuraba una nutrida representación de miembros de la Plataforma de Afectados por Hipoteca (PAH), han coreado lemas contrarios a la llamada "Ley Mordaza" y han enarbolado pancartas que tachan de dictatorial esa normativa.

Mordazas en la boca
Numerosos manifestantes han acudido a la marcha con una mordaza en la boca para mostrar oposición a la ley de seguridad ciudadana y otros muchos han lucido máscaras blancas con signos de prohibición sobre la boca, símbolo de las luchas contra los ataques a la libertad de expresión.

Fotoperiodistas con sus cámaras en alto
La manifestación ha contado con una "acción" protagonizada por fotoperiodistas, que con sus cámaras en alto han protestado contra los artículos de la ley que sanciona la grabación de actuaciones policiales y, desobedeciendo esa prohibición, han captado imágenes de los mossos d'esquadra que custodiaban la sede de la Delegación del Gobierno.

Presencia de inmigrantes
A la manifestación han acudido colectivos de inmigrantes, que con pancartas como "No a la mordaza. Sobrevivir no es delito", protestaban por los apartados de la ley de seguridad ciudadana que permite a la policía expulsar directamente a las personas que hayan cruzado la frontera española, sin autorización judicial.

Desobediencia colectiva
El manifiesto de la plataforma "Desob14", que convocaba la protesta, sostiene que la aprobación de la ley mordaza supone "un hecho realmente grave y alarmante" y un "salto atrás de más de 40 años en los derechos civiles y políticos". De hecho, entre los diseños que acompañaban a los manifestantes figuraba una gran caricatura del dictador Francisco Franco con la expresión "Francostein".

La plataforma avisa de que, si la ley prosigue los trámites para su aprobación, generará "los mecanismos de desobediencia colectiva que sean necesarios para hacerla inaplicable".