[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"41450","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-375652","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"645","height":"358","alt":"El exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato (c) a su llegada los juzgados de la madrile\u00f1a Plaza de Castilla para declarar ante el juez de Madrid Antonio Serrano-Arnal en una pieza bajo secreto de sumario que investiga el origen de su fortuna, por las sospechas de su posible enriquecimiento durante su \u00e9poca como presidente de Bankia. EFE"}}]] El exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato (c) a su llegada los juzgados de la madrileña Plaza de Castilla para declarar ante el juez de Madrid Antonio Serrano-Arnal en una pieza bajo secreto de sumario que investiga el origen de su fortuna, por las sospechas de su posible enriquecimiento durante su época como presidente de Bankia. EFE



El exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato ha sido insultado, este viernes, a su llegada a los juzgados de Plaza de Castilla, donde declara sobre el origen de su patrimonio en una nueva pieza, por la presunta comisión de delitos fiscales, de corrupción entre particulares y de blanqueo de capitales.

Gritos de "ladrón"
El exvicepresidente ha entrado escoltado en medio de gritos e insultos, con frases como "ladrón", "desgraciado" o "indecente", por un grupo de personas, supuestamente preferentistas, que le esperaba a las puertas del juzgado. Uno de ellos le ha dado un manotazo en la espalda al exdirigente popular.

Más vídeos en Antena3





Su tercera cita con los juzgados

Rato es investigado en una nueva pieza secreta abierta por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 31 de Madrid, Antonio Serrano Arnal, que investiga presuntas irregularidades en su patrimonio.

Es la tercera vez que Rodrigo Rato comparece en los Juzgados de Plaza Castilla de Madrid, después de que ya lo hiciera el 22 de julio del pasado año, cuando se negó a contestar a las preguntas del juez hasta conocer en detalle a qué acusaciones se enfrentaba, y la prestaba el 7 de octubre, cuando sí accedió a declarar. En esta última ocasión, el magistrado ordenó la retirada de su pasaporte.