El padre de Íñigo Errejón, José Antonio Errejón Villacieros, cofundador de Los Verdes y funcionario de la agencia estatal de Evaluación y Calidad (Aeval), adscrita al Ministerio de Hacienda, ha salido en defensa de Juan Carlos Monedero, una valoración que, sin embargo, no coincide con la de su hijo, que ha dado la impresión de que se siente aliviado tras la salida del profesor de la cúpula de Podemos. Al menos eso es lo que se deduce de una entrevista del número dos de Pablo Iglesias, este fin de semana, en El Mundo, en la que afirmó que Monedero “era una dificultad para atraer a las clases medias”.

Errejón ve a Monedero imprudente y poco realista
"Yo le aprecio, pero creo que está más cómodo en la lógica de la universidad, en la que puedes decir cosas más rompedores e iconoclastas, que en la lógica de la política, que exige más prudencia y propuestas más realistas", ha añadido Errejón en la entrevista.

Su padre apunta a una pugna ideológica
No opina lo mismo su padre, José Antonio Errejón Villacieros, quien, en un escrito publicado en la revista Viento Sur, considera que se trata de “un duro golpe a las expectativas electorales” de Podemos. A diferencia de lo afirmado por los dirigentes de la formación, que han atribuido la decisión de Monedero a razones personales y a su ‘espíritu libre’, Errejón Villacieros ha escrito que ha sido víctima de una pugna ideológica en el partido.

"La dureza del enfrentamiento se ha cobrado la primera y significativa víctima. La dimisión del responsable de programas de la ejecutiva de Podemos a 20 días de las elecciones autonómicas es un duro golpe a sus expectativas electorales”, afirma el padre de Errejón.

Advierte de la recuperación del PSOE
José Antonio Errejón Villacieros cuestiona la moderación de Podemos en detrimento de los postulados iniciales de la formación, próximos al 15-M, que pide recuperar Monedero.

El padre del secretario de Política de Podemos advierte a la formación de que "en el seno de los sectores populares que le apoyan podría estar cundiendo cierta sensación, extremadamente peligrosa, de que la dirección de Podemos es demasiado vulnerable frente a los ataques de los experimentados sicarios del régimen".

"Es preciso tener en cuenta que estos sectores, por identificados que se encuentren con los propósitos regeneradores de Podemos, si no ven ciertas posibilidades de victoria, podrían volver a sus posiciones de siempre a favor de los partidos de la izquierda del régimen si piensan que ello podría asegurarles mejores oportunidades", ahora que, según remarca, hay “cierta recuperación electoral” del PSOE.