La Gaceta sale este martes en defensa del teniente coronel ultra Miguel Ayuso Torres y carga contra el diario El País por publicar ayer una información sobre su ascenso a coronel y por ligar el carácter ultraderechista del militar, que cuestionó la Constitución y defendió la represión franquista, con su condición de colaborador de un programa de Intereconomía.

El País "ignora" la práctica de normas elementales del periodismo
Según La Gaceta, el diario de PRISA “disfraza” con aspecto de información “una especie de artículo de opinión, cosa habitual en sus páginas”, ignorando “normas de buena práctica periodística elementales”.

El diario de Intereconomía reprocha a El País que pretenda identificar las ideas del militar con la línea editorial del grupo de comunicación, dando muestras, según afirma, de desconocer “la tradicional cláusula de estilo según la cual los medios no se solidarizan necesariamente con las opiniones emitidas por sus colaboradores”.

Información sesgada
“Si la cita de nuestro grupo hubiera sido una simple mención del lugar en que el militar se pronunció no habría nada que objetar; pero en el contexto late un juicio de intención que no podemos pasar por alto, ya que invita a pensar que el teniente coronel es un ultra, lo que se demuestra porque es colaborador habitual del grupo Intereconomía”, explica La Gaceta, que dedica al asunto todo un editorial, bajo el título “Las telarañas venenosas de El País”.

La Gaceta acusa a El País de hacer “una información sesgada” y sale en defensa del teniente coronel al afirmar que el diario de PRISA “saca de contexto sus opiniones” como tertuliano en el programa Lágrimas en la lluvia, que conduce el escritor Juan Manuel de Prada, haciéndolas pasar “no ya por inconstitucionales sino directamente por contrarias a la legalidad vigente".

El periódico ultraderechista asegura que el ascenso de Ayuso responde a un proceso “automático” y descarga al Ministerio de Defensa de cualquier responsabilidad. Asimismo carga contra el PSOE por “aprovechar la polémica” para “echar más leña al fuego” y pedir la comparecencia del ministro, Pedro Morenés.

Defensa propició el ascenso del militar ultra
El País publicó apuntó en su información que Ayuso recibió un espaldarazo de la subsecretaria de Defensa, Irene Domínguez-Alcahud, que propició que se bajara del número 13 al 8 del escalafón al militar para que fuera posible su ascenso.

Ayuso calificó de espuria la Constitución y defendió el franquismo
Entre los postulados que defiende este militar están su rechazo abierto a la Constitución, que ha calificado de “seudoconstitución”, “bastarda” y “espuria”, basada “en la mentira”, que va camino de “desmoronarse”, y ha añadido que “el desfondamiento institucional, moral y religioso hace, sin embargo, que no podamos celebrar en exceso el fiasco”. Ayuso, además, ha dicho que la represión franquista tras la guerra civil fue “legal”, aunque “severa” y que la Guerra Civil española fue una “auténtica cruzada”.