El titular del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha optado por destituir al jefe de la Brigada de Extranjería y Fronteras de la Policía en Ceuta, Ramón Caudevilla, a causa de unas declaraciones de éste en medio de comunicación local en las que cuestionó, como aseguró el ministro, que las mafias organizadas estén detrás de las avalanchas de inmigrantes.

Los policías no pueden hacer declaraciones a los medios
El director adjunto Operativo de la Policía, Eugenio Pino, fue el encargado de comunicarle la decisión, en Madrid, a donde fue llamado Caudevilla, un policía que lleva 16 años trabajando en inmigración en Ceuta, según adelanta El País.

Interior ha confirmado el cese del cargo policial y fuentes del Ministerio, aunque no de forma oficial, han explicado que los policías no pueden hacer declaraciones a los medios sin autorización del Cuerpo. Además, consideraron “inverosímil” las opiniones vertidas por Caudevilla en el Faro de Ceuta, hace una semana.

Las declaraciones del policía
Caudevilla afirmó en esa entrevista que detrás de las avalanchas “es imposible” que haya mafias. “Yo creo que no, es más un movimiento impulsivo de los inmigrantes. Vamos a ver, si entendemos como mafia un grupo organizado, es imposible que exista un grupo organizado que pueda manejar tantas nacionalidades y dentro de cada nacionalidad cada tribu. Es imposible. Estos movimientos obedecen a una unión, a un vamos a ponernos de acuerdo para hacer esto para ver si nos sale bien, nada más”.

Los inmigrantes –continuó Caudevilla- “han visto que los intentos de entrar en Ceuta y Melilla a nivel masivo son una solución y en vez de estar meses y meses en Marruecos esperando una oportunidad, optan por entrar a las bravas”.

Cuestionó la cifra de inmigrantes dadas por Interior
Interior ha alegado que el cese no ha sido una consecuencia de que haya desmentido al ministro sobre las mafias organizadas, sino porque lo que ha dicho no es creíble. No lo creen así, apuntaron, ni la Ucrif (Unidad Central contra las Redes de Inmigración y Falsedades Documentales), ni la Comisaría General de Información, ni el Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

En sus declaraciones al Faro de Ceuta Ramón Caudevilla cuestionó, por otra parte, la cifra oficial de inmigrantes irregulares que manejan Marruecos y España (40.000). “La presión migratoria en frontera es bastante elevada, aunque no creo que alcance los números que se están diciendo”.