El ex secretario general del PP Francisco Álvarez-Cascos (i) abandona la Audiencia Nacional escoltado por agentes de la Policía Nacional, tras prestar declaración como testigo ante el juez Pablo Ruz, instructor del "caso Bárcenas", sobre la supuesta caja B del partido y el sistema de donaciones y pago de sobresueldos a dirigentes del partido. EFE El ex secretario general del PP Francisco Álvarez-Cascos abandona la Audiencia Nacional tras declarar ante el juez Ruz el pasado verano / EFE



En AENA, después del triunfo de las elecciones del PP en 2000, las órdenes eran contratar a las empresas de Francisco Correa y se “amenazaba” con el despido a trabajadores del ente público si no se favorecía que las adjudicaciones cayeran en manos de la trama Gürtel, como ya adelantó ELPLURAL.COM en abril pasado. El organismo público dependía del Ministerio de Fomento que en aquellos años dirigía Francisco Álvarez-Cascos.

Special Events, Pasadena Viajes o FCS
Las declaraciones de trabajadores de AENA ante el juez Ruz, incluidas en el sumario del caso Gürtel, en la pieza separada que instruye el magistrado de la Audiencia Nacional con todo lo referente a AENA, confirman las presiones para que se contratara a las empresas de Correa, Special Events, Pasadena Viajes o FCS.

"La orden era contactar con Correa"
Según las declaraciones –desveladas hoy por la Cadena SER- de los funcionarios Esperanza Escudero, Ignacio Montesinos y María Rosario Plasencia, que trabajaban en el departamento de relaciones públicas e imagen de la agencia estatal dependiente de Fomento, entre 2000 y 2002, se les indicaba que las empresas de Correa debían ganar los concursos para organización de eventos, e, incluso, AENA acudía a ferias sin interés solo para darles contratos y había "amenazas" de despido si se resistían a favorecer a la trama corrupta.

En su declaración ante el juez Ruz, María Rosario Plasencia aseguró que "cuando el PP ganó las elecciones en 2000" el entonces director de comunicación de AENA, Carlos Eduardo Rodríguez, le dijo que "había que contactar con Correa", y a partir de ahí todos los contratos fueron para sus empresas.

Les decían las empresas que tenían que ganar los concursos
Por su parte, Ignacio Montesinos ha declarado que su superior, el director de Comunicación que sustituyó a Rodríguez, Ángel López de la Mota, les decía qué "empresas tenían que ganar" los concursos.

Según este funcionario, le "llamaba la atención" que ganaban los contratos "distintas empresas", pero los empleados que montaban los stands en las ferias o atendían al público, "eran siempre los mismos".

Ferias sin interés para AENA
Montesinos ha dicho al juez que desde 2000, tras ocupar la dirección general de comunicación Ángel López de la Mota, se intensificó la participación de AENA en ferias y eventos. La orden era tener una presencia máxima en ferias, aunque no tuvieran interés para el organismo, así llegaron a acudir a una feria "en Silleda", que era un "corral de vacas".

"Presiones y amenazas"
Esperanza Escudero ha admitido que había “presiones” para contratar a Correa, aunque la calidad del servicio era peor. En una ocasión esta funcionaria tuvo que interceder porque De la Mota había amenazado con despedir a otra empleada, Elena Pérez Fontes, porque se negaba a amañar un contrato a favor del cabecilla de la Gürtel.

Según la testigo María Rosario Plasencia, la “ínfima calidad” de las empresas de Correa dejaba mucho que desea y en una ocasión llegaron a temer por la seguridad del público en una feria por la mala calidad de los materiales.

P.A.C o Paco Álvarez-Cascos
Los investigadores de este caso han descubierto documentos referidos al pago de comisiones, incautados a las empresas de la trama con las siglas P.A.C, que relacionan con el entonces ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos. El exministro ha dicho, en declaraciones a la SER, que "desconocía este asunto e incluso que AENA participase en ferias o eventos internacionales".

Según el exdirigente popular, AENA, con "8.000 trabajadores", tenía la "estructura de un organismo autónomo" y que el ministro "no estaba al detalle" de su actividad como sí ocurriría con una "dirección general que dependiera directamente del Ministerio".