Empleados extendiendo la sal a mano



Puede parecer un guión del teatro del esperpento popularizado por Valle-Inclán a principios del siglo pasado. Y puede parecer un texto del autor de la Generación del 98 después de escuchar a la secretaria general del PP advertir de que fuera del PP sólo está “la nada”, el vacío, la ingravidez, la desolación…y también trabajadores de la Consejería de Fomento del Gobierno de Castilla-La Mancha que preside María Dolores Cospedal, que hace unos días denunciaban que por no tener “NADA” no tenían ni siquiera la logística obvia y necesaria para extender sal por las carreteras de Guadalajara. Y como no tenían “NADA” tuvieron que utilizar sus propias manos para echar este mineral en las zonas donde se forman peligrosas capas de hielo, causantes de infinidad de accidentes de tráfico con víctimas mortales en no pocas ocasiones.

Seis camiones averiados y no pasa “nada”…
El caso es que estos trabajadores que combaten estos días las nevadas en las carreteras de Guadalajara, concretamente en la zona 1, la correspondiente al eje que une la capital con Atienza y Sigüenza, no tienen los medios adecuados para desarrollar su trabajo, ya que “los seis camiones del parque móvil están averiados y no hay quien los arregle después de que el Gobierno de Cospedal cerrara los talleres”, según denuncia CC OO. “Apenas ha nevado y ya estamos afrontando graves problemas, ¿qué pasará si nieva de verdad?”, se pregunta Salvador Román, uno de líderes castellano-manchego de CCOO, para seguidamente asegurar: “ya veremos cómo, dónde y cuándo se arreglan los camiones; y cuánto hay que gastarse para que los pongan a punto”.

…Porque se aplica la tecnología de la “nada”…
Pero mientras eso ocurre, los trabajadores corren detrás del camión, cargado de sal, para intentar extenderla por la carretera nevada y evitar así los accidentes de tráfico (como se aprecia en la foto tomada el pasado jueves, 30 enero, a la que ha tenido acceso ELPLURAL.COM), cuando lo normal es que el camión vaya provisto de “una pala frontal y una tolva esparcidora, como en cualquier sitio de España, menos en Castilla-La Mancha”, se lamenta a este periódico un trabajador del servicio de carreteras, quien nos recuerda de forma irónica que, “nosotros tenemos la tecnología de la ‘nada’, porque ‘nada’ pintamos para Cospedal”

…“Cospedal y el PP son la nada”…
En este sentido, la portavoz del PSOE de Castilla-La Mancha, Cristina Maestre, reconoce que “a la hora de decir la verdad y de cumplir su programa electoral, Cospedal y el PP son la nada". Maestre ha añadido en un comunicado hecho público el sábado que “a lo mejor lo que quería decir Cospedal ayer (por el viernes) es que, con el pucherazo electoral absolutamente impresentable que quiere dar en Castilla-La Mancha, lo que pretende es que en las Cortes regionales esté el PP, y nadie ni nada más".

…Y como no hay “nada”, a la cama sin cenar “nada”
Pero una cosa es que los trabajadores de Fomento tengan que extender la sal a mano por las carreteras, y otra distinta, como también denuncia CC OO, es que las “personas mayores usuarias del servicio de estancias diurnas de la residencia de Virgen del Prado de Talavera de la Reina se queden sin cenar en este centro a partir del lunes, 3 de febrero”. Así, al menos, lo ha comunicado el Gobierno de Cospedal, que incluye a este centro en su nómina de recortes salvajes en los servicios a los más necesitados y dependientes. No es de extrañar, entonces, la preocupación del sindicato: “Asusta pensar que si esto está ocurriendo en los centros públicos, cuyo fin no es lucrativo, qué estará pasando en los centros concertados, donde el objetivo principal es el negocio”, concluyen.